Propósitos para el año nuevo: ¿por qué no bailar?

Se acerca el año nuevo y con él, los nuevos propósitos. Unos deciden dejar de fumar, ser más productivos en el trabajo, tener más tiempo libre, leer más… pero uno de los más famosos es apuntarse a un gimnasio y/o salir a correr.

No hace falta que os diga que si queréis iniciaros en el mundo del running en esta revista tenéis a compañeras que os pueden ayudar y muy mucho: Isabel del Barrio, Cristina Mitre entre otras. Pero yo os voy a contar hoy qué actividades podréis encontrar en un gimnasio o escuela de baile que os inicie o convierta en una reina de la pista de baile. ¿Empezamos?

Latino:

Las clases de latino están indicadas para todos los públicos. Son coreografías basadas en los pasos de distintos bailes como cumbia, merengue, chachachá o danzas como la africana, reggaeton, dance hall. Ello hace que tengamos unas coreografías muy divertidas y espectaculares

Estos son algunos ejemplos que podéís probar en el año nuevo:

Zumba:

¿Quién no conoce la famosa zumba? Esta actividad es muy recomendada para iniciados que requieran aprender a bailar ya que las coreografías son fáciles y cada canción tiene la suya propia, pudiendo aprender así cada estilo musical con sus correspondientes pasos

Hip Hop:

Este estilo de baile es algo complicado ya que deberás tener más destreza y control sobre el cuerpo y los brazo. Dependiendo del estilo musical si es r&b , o hip hop puro y duro o más gangsta, variará la coreografía y sus pasos. Aquí tienes un ejemplo de lo que yo suelo hacer en mis clases de hip hop

Clases de jazz:

El jazz hacemos combinaciones de clásico contemporáneo y todo lo que engloba a la danza mas pura, ¿complicado? Of course! Pero no imposible. La percepción musical es importante en este tipo de clases ya que los compases de la canción son un poco más difíciles de percibir.

Estas son las clases que os podréis encontrar en los gimnasios para iniciaros o mejorar en el mundo del bailoteo. Y por supuesto, en este blog tenéis coreografías para aprender también antes de dar el salto a las clases colectivas. Así que…¡no hay excusas!

Nos bailamos y felices fiestas a todos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *