El día después…

Bueno, pues mi objetivo deportivo de este año se ha cumplido: Zurich Barcelona Marató, 42,192 km de asfalto.

Me habían hablado de lo IMPRESCINDIBLE que era hacer un buen entrenamiento previo, de los nervios en carrera, de lo de ir conservando fuerzas hasta la segunda Media.

De lo importante de una buena hidratación, incluso los días antes, de los geles, de las sales, de la vaselina para las zonas de roce… Y de lo mal que se bajan las escaleras cuando acabas.

Pero no es descriptible. NO hay palabras….Y peor aún si llevas el peso añadido de la medalla…..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *