Deporte y embarazo. ¿Y ahora qué hago?

¡Sí, nena! Qué notición, ¿verdad?. Ya te adelanté en mi post EL FIN DE SEIS HERMANAS que tenía dos nuevos proyectos… Pues bien, ¡creo que este va a ser el proyecto más importante de toda mi vida! jajajaja!

Como buena deportista que soy, lo primero que me pregunté cuando me enteré fue:

¿Y ahora qué hago? ¿Es bueno que siga corriendo? ¿Debería cambiar mis rutinas de entrenamiento? ¿Qué debo modificar? ¿Me apunto a clases de pilates específicas?

Como casi todo en esta vida no hay una ley universal y cada mujer es un caso.

Ya sabes que me gusta compartir mi experiencia contigo, pero si estás en mi misma situación lo mejor es que hables con tu médico especialista y que le cuentes tus particularidades.

Mi última carrera fue la San Silvestre Vallecana 2016. Unos días más tarde me enteré de la feliz noticia.

Una ginecóloga me dijo que si yo era corredora podía seguir corriendo bajando la intensidad de mis entrenamientos. Aún así yo decidí dejar de correr, la razón era poderosa:

El verano pasado tuve un aborto natural cuando estaba embarazada de pocos días.

Sí amiga, fue muy triste.

Es algo muy común, seguro que conoces a muchas mujeres que les ha pasado. No se habla mucho del tema porque es doloroso pero creo compartirlo ayuda a superarlo y a vencer los miedos. ¿Tuvo que ver mi perdida con el hecho de seguir corriendo? No lo creo. Las causas pueden ser muchas y ningún médico pudo concretarme el por qué de lo que me había pasado.

Al quedarme embarazada por segunda vez tuve un poco de miedo de volver a repetir la experiencia así que decidí dejar de correr, ya que es un deporte de impacto. Sé que muchas mujeres siguen corriendo sin problema, pero esta fue mi decisión, meditada y libre.

No quería dejar de hacer deporte, porque forma parte de mi vida y de mi salud mental. Así que modifiqué algunas cosas:

1. Spinning

Cambié el correr en los parques por las clases de ciclo indoor.

El ciclismo no es un deporte de impacto, pero es muy duro con lo cual no me salto ciertas leyes:

-No hago más de 45 minutos.

-Llevo un pulsómetro para controlar no subir de 140 pulsaciones.

-Me hidrato continuamente durante la actividad , también antes y después.

-Si noto un calor excesivo salgo de la sala.

Estoy de 21 semanas y de momento puedo seguir practicando, mis sensaciones son buenísimas. Más adelante ya veremos… el cuerpo es sabio.

También salgo a dar paseos con mi bici de montaña, siempre en terreno llano, a baja velocidad y en buena compañía.

2. Trabajo de fuerza.

Tres días a la semana hago diferentes ejercicios de máquinas y mancuernas para tonificar los músculos. Con muy poquito peso, eso sí. Controlo la respiración y vigilo la postura del cuerpo. Tengo tres tablas diferentes para cada día con unos siete ejercicios cada una.

De cada ejercicio hago 15 repeticiones y repito la tabla 3 veces. Por supuesto el pulsómetro sigue conmigo para chivarme si el corazón se pasa de la raya.

3. Natación.

Me gustaba mucho hacer series en piscina para ganar resistencia, pero ahora solo nado para relajarme y disfrutar de la ingravidez. Suelo nadar después del trabajo de fuerza, entre 20 y 30 minutos.

4. Senderismo.

Aprovecho cualquier ocasión para ir a la montaña. Caminar por el campo en contacto con la naturaleza me llena de energía y felicidad. Si voy a hacer algún ascenso me llevo los bastones y me detengo las veces que sean necesarias si me siento fatigada. Hace unas semanas estuve en Pirineos y disfruté muchísimo. Ya te contaré… Y siempre que puedo me escapo a La Pedriza.

5. Pilates para embarazadas.

Yo decidí no hacer pilates para embarazadas porque creo que eso no es el método pilates (estoy preparando un post con un experto en pilates muy interesante, ya entenderás por qué digo esto). Visité un par de sitios y no me gustó ninguno. Aquello me pareció gimnasia suave. Creo que estos centros están muy bien si nunca has hecho deporte pero para una persona como yo, habituada al movimiento y al esfuerzo, resulta poco reconfortante.

Quizá cuando mi embarazo esté más avanzado comience con el Yoga para embarazadas.

6. Estiramientos.

Con el embarazo noto las articulaciones más laxas, así que procuro estirar sin forzar demasiado. Me gusta dedicar unos 15 minutos mínimo después de cada entrenamiento.

7. Ejercicios de suelo pélvico.

Los cambios hormonales y el peso del bebé hace que el suelo pélvico pierda elasticidad y fuerza. Siempre nos dicen a las mujeres que tenemos que entrenar el suelo pélvico (no solo durante el embarazo) para la incontinencia urinaria, mejorar el placer sexual, etc etc. ¡Pero también es cosa de hombres! Así que he aprovechado para explicarle a mi chico en qué consisten los ejercicios que me enseñó la matrona para poder practicarlos juntos.

En internet hay mucha información sobre este tema y un montón de videos que te ayudaran. Si tienes dudas consulta con una especialista para que te guíe correctamente.

8. Descanso.

Procuro entrenar entre 4 y 5 días a la semana. Y si un día me encuentro cansada no voy al gimnasio. Hay que estar atenta a las señales del cuerpo y saber recuperarse del esfuerzo.

No sé si será por el deporte pero mi embarazo está siendo maravilloso. No he tenido ningunas molestias ni náuseas. Mi humor es bastante bueno, me siento despejada, positiva y llena de energía (cruzo dedos para seguir así). Además hacer un ejercicio regular y controlado facilita el parto, mejora la recuperación física después del mismo, previene dolores lumbares y disminuye la tensión cardiovascular.

Desde luego soy muy afortunada, ¡ojalá todas pudiéramos decir lo mismo!. ¿A ti que tal te ha ido? si apetece compartirlo conmigo no dudes en dejarme un comentario.

También estoy cuidando mi alimentación. Hago comidas ligeras, variadas y frecuentes.  Evito azúcares y grasas saturadas (aunque a veces el cuerpo me pide galletas de chocolate, jejeje). Mucha fruta y mucha agua. De momento he engordado 4 kilos y me siento muy bien.

Ya te seguiré contando…

Quería darte las gracias por tus felicitaciones y buenos deseos a través de las redes sociales. Como siempre digo “el amor virtual también llega”.

Nos leemos pronto!!!

 

 

 

 

 

 

22 Comments

  • Durante mi embarazo me centré en la natación, hice un curso específico para embarazadas y en caminar. Las cuestas de Vigo ya se encargan de mantener mis piernas y glúteos fuertes habitualmente pero según avanzaba el embarazo las cuestas se hacían más y más duras…ufff. Sabes de lo que te hablo.
    Las náuseas fueron los peor junto con las hipoglucemias e hipotension de los meses 2 al 4. Después todo fenomenal. Nunca me he sentido tan favorecida de cara ni he tocado una piel tan suave como la que se te pone a partir del 6 mes. Intentaba comer sano y ligero, como ya hago siempre, pero no pude hacer nada contra la báscula que subió la friolera de 17 kilos!
    Para este verano planeo el hermano o hermana para David y me siento más en forma que nunca desde que me dejé de excusas y perdí los 4 kilos de más que arrastraba desde el postparto. No fue nada fácil sentirme fuera de mi cuerpo casi 2 años…espero que vaya mejor esta segunda vez. Un abrazo! ! Ali.

  • Marta felicidades por esta nueva etapa, seguro que ese bebé será un corredor profesional!!!
    Un abrazo muy grande desde México de una corredora a otra.

  • Muchas felicidades Marta!! Qué alegría 👏🏻👏🏻👏🏻
    Me ha venido genial tu post porque estoy embarazada de 10 semanas, soy muy activa y no sabía qué deporte hacer ahora…
    Yo también corro, pero en cuanto me enteré del embarazo lo dejé por miedo. Ahora salgo a andar, pero soy muy activa y se me queda corto, gracias a tu post sé que tengo más alternativas. Te deseo lo mejor!!!un besazo

    • Enhorabuena Davinia!

      Y no dejes de hacer deporte! Escucha siempre tu cuerpo y disfruta de los beneficios del movimiento, a mi bebé le encanta!

      Besos en la pancita

  • Felicidades Marta! y haces bien en hablar del aborto ya que es algo muy comun en las primerizas, y del embarazo: de como una mujer puede seguir con su vida cambiando solo la modalidad.La natacion es lo mejor para los embarazos ademas de las caminatas.
    Ya introduciras a tu hijo/s en el deporte como hizo mi madre con nosotros.
    FELICIDADES!!!!!!!!

    • Gracias Luisa,
      sí, hay que romper tabúes, normalizar las cosas. Espero que a mi hijo o hija le guste el deporte… menos el fútbol todo vale, jajajajaja.

      Un abrazo fuerte

  • Marta… no sabés la alegría con tan hermosa noticia!!!!! Verte disfrutar de este momento especial y que puedas compartirlo con quienes te seguimos nos hace ser un poquito parte de esa felicidad. Todo lo que contás … la tristeza de la primera pérdida hace seguramente que puedas sentirte mejor… no hay que tener miedo de hablar.. las penas si se comparten se hacen las llevaderas…y además demuestra que nunca hay que rendirse… siempre hay una nueva oportunidad… Y por supuesto que vas a lograr ensamblar perfectamente deporte y embarazo…. siempre cuidándote.. Ahora lo mas importante es ese bebé, pero dejando que su mamá siga disfrutando de lo que le apasiona….la natación, la bici y las caminatas es lo que más me gusta… muy bien que uses los bastones.. para mayor seguridad…La vida no me premió con la alegría de ser mamá.. pero no me quejo.. porque un día me dí cuenta que si soy mamá…de mis sobrinos que son dos soles… de mis niñas de la Escuela de Danzas… de las niñas de mis niñas que ahora puedo disfrutar, de mis alumnos de la Escuela… a todos los he mimado, los he retado (un poquito) cuando fue necesario… los he llevado de paseo, a escalar montañas o meternos en alguna caverna.. a todos los he llevado de la mano y los he dejado volar cuando tenían la fuerza suficiente para hacerlo solitos…. Vas a ser una excelente MAMÁ…y ese bebé les va a llenar el alma… a disfrutar, soñar, reir y esperar con toda la ilusión a ese pequeñito o pequeñita que será tu compañero para toda la vida… que sean muy felices Familia!!!!!

    • ¡Gracias por tu mensaje Ale!
      Se ve que has disfrutado mucho de con todos lo niños y niñas que te han rodeado, tus palabras desprenden experiencia y felicidad.

      Un abrazo fuerte

  • Muchísimas felicidades! Me encantó tu personaje como Diana.
    Yo en mi embarazo hice bicicleta elíptica al principio, luego ya me sentía rara y decidí dejarlo. Fíate de tus sensaciones porque el cuerpo te avisa. Eso sí, natación (a un nivel normal) hice hasta el último mes por lo del tapón mucoso, y me sentía fenomenal.
    A mi hacer deporte creo que fue lo que me ayudó a dilatar de 0 a 100 en nada, si la enfermera me dijo que no tenía cara de tener contracciones y ya estaba de 7 cm. Eso sí, cuando vaya a por l@ segund@ preguntaré si hay algo que pueda hacer para que no me de las contracciones a los riñones, era morir y eso que antes remaba y el ergometro acaba con uno, pero por mucho que me frotaba mi marido no había manera. Pero cuando me pusieron la epidural no sentía absolutamente nada y me dió tiempo a dormir una siesta de media hora sin enterame del dolor y descansar.
    Con todas la pruebas deportivas que realizaste, seguro que lo llevarás bien, ya sabes como gestionar el cansancio, el dolor, pero sobretodo la respiración. Disfrutalo de principio a fin porque pasa todo muy rápido. Mi hija mañana ya cumple 16 meses. Saludos desde o Grove.

    • Gracias Tania!
      Espero que mi dilatación también se rápida. Lo del dolor espero llevarlo bien, mi idea es prepararme todo lo que pueda para no utilizar la epidural, pero… ¡quien sabe?.

      Enhorabuena por esos 16 meses y ¡¡¡a por el segundo!!!

      Bicos mil

  • Serás una madre maravillosa y será un parto rápido y estupendo, con todo lo que te mueves y el ejercicio que haces no vas a necesitar ni epidural ni nada, llegarás al hospital, si llegas y bebe fuera. Un abrazo fuerte y de nuevo felicidades!!

    • Gracias Amparo!
      Espero llegar al hospital por lo menos!!! Lo de la epidural ya lo veremos en el momento, pero mi idea inicial es no utilizarla.

      Muchos besos!

  • Martaaaaaaa y “tu chico”
    Mi más sincera enhorabuena y muchísimas felicidades….; deduzco por esas 21 semanas de embarazo, que cuando nos vimos en enero ya estabas embarazada, puede ser..¿???
    Al leer tus experiencias, vivencias, preguntas…, se me viene a la mente “mis embarazos”.
    También tuve un aborto, en mi caso un “huevo huero”, algo que no sabía ni que existía hasta que me pasó.
    Ya te he comentado alguna vez, que tengo alguna limitación….; aún así algo de deporte puedes compaginar, cada una a su ritmo.
    Yo en mi caso, pues piscina a mi ritmo….y justo el segundo embarazo, que fue el de Daniel, estaba aprendiendo a bailar sardanas (deporte también), que como catalana, me apetecía saber bailar mi baile típico…y justo cuando estaba aprendiendo ya a “repartir” o contar los pasos, porque en las sardanas se cuentan los pasos; lo tuve que dejar, estando ya casi de 5 meses; pero no quería tampoco arriesgar y como tu dices es la decisión que tomé. Ahora estoy pensando en retomarlo de nuevo, vamos volver a reciclar y coger fondo, la sardana no se me ha olvidado, jejeje. Mi tercer embarazo fue el de Lluís, que es el que yo te deseo, embarazo genial y parto aún mejor….

    Y poco más….de experiencias propias, ahora te toca hablar a ti…

    Cuando te apetezca nena, nos cuentas, ¿sexo? o habéis preferido no saberlo; ¿nombre?…, en fin todas esas cosas curiosas…

    Te/os FELICITO de nuevo y vas/vais a ser un@s padre/MADRE estupend@s….!!!!

    Te mando un abrazo enorme y ya sabes que te aprecio un montón….!!!
    TEBAS

    • Gracias Tebas!
      Me encanta lo de la Sardana, ¡¡¡tienes que retomarlo cuanto antes, por favor!!!!

      Lo del sexo y el nombre me temo que no te lo puedo decir, hemos decidido no conocer el sexo hasta el día que nuestro bebé llegue a este mundo. Y lo de los nombres hemos decidido guardar el secreto, así no hay opiniones ni gustos que nos influyan.

      Te mando un millón de besos!

  • Hola Marta,
    No escribo en los comentarios y te sigo en silencio hace mucho, pero al leer este post me sentí un poco identificada. Hace unas semanas tuve un aborto natural como tú y se pasa un poco mal la verdad, sobre todo porque llevamos intentándolo 3-4 meses. Creo que mi error fue precisamente este, el dejar de hacer deporte con la intención de quedarme embarazada. Como tanta gente dice que no se recomienda el esfuerzo ni hacer deporte, lo dejé todo (hacía bici de montaña, natación, submarinismo) y ya me sentía regular con dolores de espalda y esas cosas que antes no tenía.
    Ahora, hablando con la ginecóloga, me dijo que no me preocupe, que haga todo lo que quiera y que no me obsesione con el embarazo. Que ya cuando me quede embarazada habrá que bajar el ritmo, pero no para eso dejar de vivir y disfrutar del deporte. Así que estoy volviendo poco a poco a la bici y hago yoga, y que cuando llegue bienvenido será 🙂
    Me alegro mucho por ti y me das mucha felicidad al ver que todo va bien. Te deseo que seas muy feliz y estoy segura que el/la nin@ que tengas será como su mami feliz y deportista.
    Un beso grande 😉

    • Querida Gaby,
      no te preocupes, todo va a ir bien y pronto volverás a quedarte embarazada. Creo que tu ginecóloga te ha aconsejado muy bien, nada de obsesionarse y a seguir con tu vida sana: deporte y buena alimentación.
      Gracias por tus deseos…¡A seguir disfrutando, nena!

      Millones de besos

  • Muchas felicidades!!!!!!! Yo estoy en la recta final de mi embarazo 36 semanas ya y como se nota el agotamiento desde hace un par de semanas principalmente. Te resumomun poco mi experiencia: también soy deportista pero mi primer trimestre principalmente de la semana 8 a la 15 fue horrible náuseas, agotamiento general, como una resaca continúa. Mi cuerpo me dio para trabajar y caminar una hora diaria concentrada en no tener náuseas, pero si que salí a correr algún domingo nada 4km y on mi perrito que lleva un ritmo despacio. Esos km me dieron la vida. El Segundo trimestre fue genial, a tope de energía, grandes paseos, yoga prenatal y retome el body balance con las adaptaciones a mi estado. Disfruté muchísimo. En el séptimo mes deje el balance, tengo mucha barrigota, pero seguí con el yoga y los paseos, ya más cortitos. Y ahora a punto de explotar salgo a pasear tranquilamente sin ningún tipo de obligación y voy a yoga cuando el cuerpo me lo pide que me pide poco ya. He engordado unos 10 kg casi todo en la barriguita. Lo que si te puedo decir es que creo que gracias al deporte previo y mi fuerza muscular no he teñido molestias de espalda ni articulares. Cuídate y disfruta mucho!!!!!!

    • Gracias por compartir tu experiencia María! Paciencia para estas últimas semanas, seguro que todo va a salir fenomenal! Qué poquito te queda para conocer a tu bebé, qué alegría!

      Besos y abrazos

  • ¡Nuevamente felicidades! Excelente que te preocupes tanto por tu salud y la del bebé.

    Lo único que deseo añadir es algo que es importante que estimula el desarrollo cerebral del bebé. Considera la posibilidad de hacer uso del efecto Mozart. Existen estudios que han comprobado que cuando un bebé escucha música de Mozart o clásica, sus cerebros muestran mayor desarrollo con aumento de inteligencia. Las futuras madres, después del cuarto mes de embarazo, se ponen pequeños parlantes sobre el vientre, durante determinados momentos del día, que transmiten la música clásica apropiada para el desarrollo cerebral
    de la criatura. Cuando nace el bebé, escuchan la misma música al lado de la cuna. Personalmente, he visto excelentes resultados con este método. La actriz inglesa, Helena Bonham Carter atestigua que sus hijos son increíblemente inteligentes gracias al uso del efecto Mozart durante su embarazo. Si te parece buena idea, primero consulta con tu doctora.

    Recibe un abrazo desde Los Angeles, Rick

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *