El Parto Natural

Que levante la mano quien crea que PARIR es igual a SUFRIR.

Yo soy la primera en levantarla, bueno, mejor dicho, era, porque ya no pienso así.

Cuando me quedé embarazada pensar en el momento del parto me daba pánico. Todas las imágenes que tenía asociadas eran mujeres gritando desesperadamente de dolor sobre una camilla, mucha sangre y padres desmayados.

Yo misma grabe una secuencia en la serie GRAN HOTEL donde mi personaje daba a luz sufriendo lo que no está escrito.

Después de mucho investigar y de mis clases de preparto me he hecho muchas preguntas y he aprendido varias cosas.

Las mujeres estamos sometidas a un sistema donde se nos trata de débiles e incapaces. ¿Acaso nuestros cuerpos no están diseñados para gestar y parir? Alguna embarazada piensa durante sus nueve meses: “ahora voy a hacer la oreja izquierda de mi bebé, ahora le voy a hacer el pie derecho…”. NO.  Nuestros cuerpos crean naturalmente a nuestros bebés sin que nosotras intervengamos.

¿Por qué el dolor tiene que ser algo terriblemente insoportable? ¿Por qué es mejor anestesiarnos, no sentir en plenitud este regalo que nos brinda la naturaleza de abrirnos para traer al mundo una nueva vida?

Cuando digo en algún grupo de amig@s que me gustaría parir sin epidural la mayoría de los comentarios que recibo son:

-Estás como una cabra.

-Eres una masoquista.

-Seguro que vas a pedir la epidural a gritos.

-Si la ciencia ha avanzado para que no sufras, ¿para qué vas a sufrir?

-Y cuando vayas al dentista, ¿tampoco vas a querer anestesia?

-Pues yo cuando dé a luz quiero que me hagan cesárea, ¡qué miedo sacar una cabeza por ahí abajo!

Todo muy desolador, la verdad. Aún así no he permitido que ninguno de estos comentarios me afecten.

Afortunadamente muchos hospitales están cambiando su manera de asistir a las futuras mamás. Además, por ley, están obligados (por lo menos en la sanidad pública, el Ministerio se ha visto obligado a tomar partido) a leer y cumplir tu “plan de parto”, un escrito donde la mamá expresa todos sus deseos y oposiciones para ella y su bebé.

Cada vez hay más centros con protocolos de Parto Natural Respetado, los cuales incluyen:

-Libertad de movimientos para la mujer durante la dilatación y libre elección de posición para el momento del expulsivo.

-Posibilidad de no usar ningún tipo de fármacos si la mujer así lo desea.

-Máximo respeto por los tiempos que cada parturienta necesite. No acelerar los procesos. Y de tener la necesidad de hacerlo siempre informando de cada movimiento.

-Habitaciones con duchas y bañeras, para que la mujer pueda relajarse con agua caliente.

-Presencia constante de un/una acompañante.Padre, Madre, pareja, amig@, doula,…

-Posibilidad de adaptar la habitación al gusto de la mujer con luz tenue y música, si así lo desea.

-Acompañamiento de un/una profesional actualizad@, respetuos@ y empátic@, que informe a la mamá de todos sus movimientos con el máximo cuidado teniendo en cuenta la situación tan delicada en la que se encuentra.

-Método piel con piel nada más nacer.

-Asistencia y orientación total si eliges dar el pecho a tu bebé.

El parto respetado es posible siempre y cuando el embarazo NO SEA DE RIESGO. Cuando todo es normal lo lógico es que el parto se produzca de una manera natural, sin problemas.

Por supuesto cuando la situación se complica y se pone en riego la salud del bebé o de la mamá los profesionales deben intervenir para que todo tenga un final feliz.

¡Bendita epidural y benditos fármacos cuando son necesarios!

Yo imagino mi parto en el agua, con mi chico cogiéndome de la mano mientras suena algún temazo de mi “play list” creada para el momento. Pero tampoco me obceco con este sueño ideal. Creo que lo mejor es estar abierta a lo que suceda ese día, escuchar las necesidades de mi cuerpo y del bebé y no frustrarse si las cosas no ocurren como ya me he imaginado.

Mi mayor deseo es que mi peixe llegue felizmente a este mundo terrestre, y que los tres lo hagamos juntos, como un gran equipo.

Una cosa si tengo muy clara: no voy a ser mejor ni peor madre, ni más valiente, ni más fuerte, ni más poderosa, ni más semidiosa, ni más nada por querer dar a luz sin utilizar epidural. Simplemente me he informado, he puesto en la balanza los pros y los contras. Confío en mi naturaleza sin miedo.

Esta es mi elección, tan respetable y maravillosa como otra cualquiera.

Me gustaría que dejaran de aterrorizarnos. Que en todos los hospitales nos respetasen y nos dieran la posibilidad de elegir ciertas prácticas que en muchos casos son protocolarias y prescindibles, como por ejemplo aplicación de enemas, rasurados, roturas sistemáticas de la bolsa, maniobras de Hamilton o episiotomías por defecto.

La violencia obstétrica está considerada como un tipo de violencia de género. Las embarazadas debemos informarnos e investigar. Para decir EL PARTO ES NUESTRO con la boca grande tenemos que saber de qué estamos hablando. Que todo el personal del hospital sepa que no somos tontas, que no nos van a manipular para sus propias conveniencias.

Por supuesto no tod@s l@s profesionales son así, afortunadamente hay muchísimas personas sensibles y cuidadosas, pero como dicen en mi tierra : “haberlas hailas”.

Confiamos en que en los hospitales nos van tratar de la mejor manera posible pero tristemente no ocurre siempre así. Y esto no me lo invento yo, he hablado con muchas mujeres sobre este tema, como por ejemplo mi madre, y para la mayoría de ellas dar a luz fue una experiencia horrible, llena de miedo e incertidumbre. Algunas de ellas todavía sufren algunas consecuencias físicas y psicológicas por causa de los abusos. “Que el niño esté bien” no es lo único importante.

Tenemos que vencer esta violencia con información, conciencia y denuncia. Todas nos merecemos un parto maravilloso, inolvidable, idílico. Que nada enturbie nuestro momento mágico.

Si te apetece puedes dejar un comentario compartiendo tu experiencia o la de una amiga, seguro que es de gran ayuda.

Ya te contaré como ha sido la mía… ¡no me queda nada!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

13 Comments

  • Hola Marta,
    Mi bebe tiene 4 meses y también quería un parto sin epidural. Cuando llegue al hospital respetaron totalmente mi plan de parto. Decidí ponerme la epidular porque el bebé no bajaba, hacía mucho rato que había roto La Bolsa y tenía fiebre. Todo acabó en cesárea así que no pudo ser como lo había deseado, pero lo intenté!!
    Suerte con el parto y espero que sea tal y como lo visualizas! Un saludo!

  • Si vivieras con dolor y conocieras el dolor extremo, no querrias tenerlo voluntaria. La epidural no elimina el dolor al completo, solo un poco. El parto es siempre con dolor y puedes elegir como parir.

  • Hola Marta, soy admiradora de tu trabajo como actriz y me pareces una excelente persona, el parto es doloroso sobretodo en la última etapa de la dilatación pero depende de la preparación física, mental y espiritual de cada mujer, además de su tolerancia y equilibrio en ese momento.Seguro que tú estás preparada y te irá muy bien cómo lo has soñado. Soy madre, abuela y médico y mis tres partos fueron naturales y sin anestesia y te puedo asegurar que son los tres recuerdos más hermosos de mi vida. Feliz parto y saludos desde Venezuela!!!

  • Hola,
    Muchas gracias por esta bonita entrada en tu blog. Comparto totalmente tu opinión. No soy madre pero sí espero serlo algún día, y ese día espero que nadie me diga como tengo que hacerlo. Espero poder ser dueña de mi cuerpo y sus necesidades en ese momento: elegir la postura, la compañía, si quiero o no que me anestesien… vamos, me parece tan obvio!!!

  • Parir es la experiencia más brutal que he vivido… pero cono tu bien relatas… de forma conscuente, confiando en tu naturaleza y con complicidad con tu bebé… hablale cuando todo suceda… decidle que lo estaís esperando y que en el parto vais a ser un gran equipo!! DISFRUTA DE TU PARTO!!

  • Mira Marta, no hagas caso de nada, cada parto es distinto y no todos son iguales.
    He tenido 6 y ninguno en el hospital, nunca me he subido al potro ese que me horrorizaba, la primera me despertó mi marido a las 9 porque me movía mucho y a las 10,30 había nacido.
    Otro lo tuve yo sola de pie, rompí aguas y detrás el bebe. Lo que hace una mujer lo hace otra y te digo que no es insoportable, también es cierto que no tuve contracciones, fue solo la expulsión, pero créeme, tú con el ejercicio que haces, lo que andas y lo que nadas, OLVÍDATE DEL MIEDO, tendrás una niña preciosa, como tú, en poquísimo rato y de forma natural. Acuérdate de lo que te digo.
    Pronto te tocara y serás la mujer más feliz del mundo.
    Un abrazo muy fuerte, ya te mandaré un regalito y veras como tienes una horita muy cortita.

  • Animo guapisima tuve 2 hijos y si fuera por el momento de parir tendria 20 ..un beso enorme mi artistaza preferida …disfrutalo con tu chico 💛💚💖💜💙

  • He tenido dos partos sin ningún tipo de anestesia y la verdad no es para tanto. La peor parte es mientras estás en pre parto porque no puedes percibir el avance.Aún así en esta etapa también puedes controlar el proceso relajándote y respirando como enseñan en algunos cursillos de preparación.
    Mucha suerte Marta en este hermoso trance, un gran abrazo

  • Hermoso Marta todo lo que escribiste…y totalmente de acuerdo con lo que expresás..la naturaleza es sabia, y así como se nos permite la maravillosa bendición de gestar un hijo, así también con total sencillez estamos capacitadas para traerlo a este mundo. Como en todo lo que hacemos en esta vida, es mi opinión que lo mas importante es hacerlo con libertad, amor y siendo fieles a nuestras propias convicciones. Nadie puede dirigirte, manipularte y mucho menos ejercer violencia. Me encanta que estés preparada para todo..eso habla de conciencia y sabiduría para ser capaz de cambiar tus pasos si es necesario. Y si…nadie es mas madre por traer su hijo al mundo de tal o cual forma.. no se trata de ser mas valiente, mas rara, mas loca o cuanto adjetivo quieran ponernos, se trata sólo de sentirnos comodas y de hacerlo con todo el amor del mundo…lo dice alguien que como tiene muchos hijitos del corazón, nunca pasó por este hermoso momento..pero se siente igual mamá que todas. Hago votos para que todo sea como lo sueñas..segura que así será si tanto lo deseas.Creo que será una niña…es un pálpito..no sé..pero seguro..seguro formarán los tres un gran equipo. Muchas felicidades y que ese solcito que está por llegar ilumine sus vidas para siempre..Suerte..Abrazos y besos desde este lado del charco
    Ale

  • A aquellos que hablan para desanimar, recomiendo, en primer lugar respeto, y en segundo lugar que se lean libros con respecto al tema. Al margen de libros de especialistas experimentados, como Michel Odent, para que nadie diga "ese no parió nunca", hay un libro de una mujer que sí lo hizo y peleó por tener el parto que ella quería: "Adiós cigüeña", de Soledad Galán, habla sobre los problemas de la medicalización extrema de los partos y de cómo ella disfrutó del suyo, aportando datos científicos y testimonios de otras mujeres. Estudio Medicina y espero algún día parir, pero también ayudar a que cada mujer pueda hacerlo como quiera. Suerte Marta, todo va a ir genial!

  • Tengo 2 hijos, 3 años y 7 meses. Los dos sin epidural.
    Para el primero me preparé mucho, por el miedo a lo desconocido: pilates, clases de parto en movimiento, masaje perineal, videos de partos…
    En mi opinión, cuanta más información, mejor. Más tranquila irás y, cuanto más tranquila, más dominarás tu parto.
    En mi primer parto seguí el consejo de quedarme en casa tras las primeras contracciones. Me duché, me moví… una hora y media después, con contracciones muy seguidas, regulares y muy dolorosas, me fui al hospi. Llegué dilatada de 9 cm. Dos empujones y ahí estaba mi peque.
    Para el segundo seguí la misma preparación, cuando noté las primeras contracciones regulares me fui al hospi esperando un parto rápido. Estuve allí 3 horas en dilatación, con monitor externo moviéndome a mi antojo, bailando, escuchando música con mi marido… y fue un parto increible. La mejor experiencia de mi vida, totaente controlada por mi.
    A mí también me han dicho si estoy loca por parir sin epi. Lo he hecho dos veces y lo volvería a hacer. Duele, mucho, pero se puede soportar y, como me dijo una amiga madre y matrona, cuando crees que no puedes más y sientes que te vas a romper, das el ultimo empujón y se acaba.
    Supongo que tienes mucha información a tu alcance, pero me permito aconsejarte que les eches un ojo a las páginas de Comadrona en la Ola y de Ilitia Maternidad.
    Un saludo

  • Gracias por tus palabras y por abordar este tema. Supongo tu post es resultado de tantos juicios, opiniones férreas de tantas y tan distintas personas. Desde la sanidad publica en la preparación al parto este tema se aborda muy superficialmente y a las futuras madres les muestran muy pocas herramientas para gestionar algo, que como tu bien señalas, llevamos haciendo desde millones de años como mamíferos que somos.
    En el trabajo del parto hay dolor, claro que sí, pero además de ser un dolor con un principio y un final lo cual psicologicamente es mas llevadero que un dolor crónico y mantenido, el dolor del parto tiene la finalidad a su vez de producir las sustancias endorfínicas y anestésicas fisiológicas necesarias en esa tarea y para la que nuestro cuerpo está preparado. Y a su vez el alcanzar un determinado pico de dolor que luego desciende y así ciclicamente tambien activa la liberación de oxitocina y melatonina necesarias para la dilatación y trabajo uterino.
    Este aporte técnico es para explicar que el dolor es necesario y tiene una finalidad.
    Ahora bien, existen numerosas herramientas para percibir el dolor con menor intensidad y hacerlo tu aliado. Estas herramientas las conocí gracias a una doula maravillosa con la que hice yoga para embarazadas, que nos dió unas charlas a embarazadas y parejas (que juegan un papel increible de auxiliadores en todo el momento del parto si saben que deben hacer y reconocer nuestras necesidades).
    Entender el dolor, cómo se produce y sus mecanismos fisiologicos, y qué beneficios aporta es vital para generar una relación más neutra y reducir la ansiedad.
    Técnicas como el canto prenatal, escuchar mantras o X música que ayuden a desconectar corteza prefrontal y sea el sistema limbico primitivo el que este activo, respiración etc… lo que cada una encuentre como ayuda.
    Son cosas que desgraciadamente con lo extendidas que están no aparecen en las preparaciones al parto del sistema de salud. Y esto indirectamente fomenta el miedo a lo desconocido.

    Para.mi, además del aprendizaje previo,fué muy importante ir con la humildad de entregarte totalmente al proceso de la vida, ir con la mejor intención, confiando en nuestro cuerpo y sin juzgarnos si al final necesitamos una epidural, porque siempre hubo intención de ser buena madre asumiendo que somos humanas.
    Yo dí a luz sin epidural, disfruté muxhisisisimo de mi parto ( y por ejemplo gestiono peor el dolor de la depilación laser en las ingles pero con diferencia).
    Marta, te deseo disfrutes de cada instante de la experiencia,del aprendizaje vital que acompaña y te mando energía para hacerlo posible.
    Un abrazo

  • Cuanta razón tienes Marta… Y que bien que escribas sobre ello, por que es necesario que las mujeres tomemos conciencia de que ciertas prácticas obstetricias no deberían existir y de que no deberían parecernos normales…lo normal sería que no existiese la etiqueta “parto respetuoso” por que todos deberían ser respetuosos y el respeto debería subyacer a toda práctica médica!!!

    Por otra parte decirte que me siento muy identificada contigo, por que tenemos embarazos paralelos…jeje. Bueno yo estoy ya de 40 semanas hoy y como tu me he refugiado en la piscina, en el pilates y en largas caminatas con el agua hasta los muslos en las rias baixas, por que tambien soy de esa zona…y como tu, me he preparado, me he informado y he reflexionado mucho sobre que parto quiero y me encantaria que fuese en el agua y sin epidural…pero a ver si lo consigo, tampoco me cierro en banda a la.epidural, por que nunca se sabe…pero confio en otras técnicas como las de parto y movimiento, que por si no conoces en vigo lo lleva Anna Palazón y es muy buena, hace ademas unas sesiones de pareja que me parecen muy útiles. Es por eso que decidí (a pesar de que mucha gentee a mi alrededor no lo entiende) dar a luz en el salnés, me han aportado mucha tranquilidad y voy con plena confianza…hablo un poco de esto en la última entrada de mi blog que por si te apetece echarle un vistazo es volboretinha.blogspot.com.es. Espero que tengas el.parto que deseas, y todo vaya estupendamente por que gestamos los bebés que podemos parir. Bicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *