El verdadero Pilates

Hace ya tiempo que tenía ganas de conocer a Frank de la Rica. Muchos amigos y amigas me habían hablado de lo bien que se sentían desde que habían empezado a frecuentar su estudio de Pilates. Así que allí me planté dispuesta a conocer el verdadero sentido de esta práctica.

Tuvimos una conversación muy interesante donde Frank desmontó varias ideas y prejuicios que estoy acostumbrada a escuchar sobre Pilates.

-“Hay que dejar claro que el Pilates NO ES rehabilitación. La gente comienza a practicar cuando ya está fastidiada, cuando ya tiene dolores de espalda. Pero Pilates inventó su método con idea de prevención. Él incluso quería instaurarlo en los colegios. Estaba convencido de que si hacías Pilates tu vida iba a ser maravillosa porque tiene un montón de beneficios físicos y mentales. ¿Qué pasa entonces? Pues que cuando a cualquier monitor le llega alguien que está fastidiado no puede enseñarles los ejercicios para fortalecer y estirar en condiciones, lo primero que tiene que hacer es rehabilitarles. Y es verdad que el Pilates tiene esa capacidad, porque si algo en tu cuerpo está fastidiado y el resto lo fortaleces ayuda a que esa parte débil también se fortalezca.

-Es una pena entonces empezar a hacer Pilates cuando ya estás fastidiado…

Así es. Hay una visión de “Pilates soso” que no es real. Si tú vas a Pilates entendiendo que es una actividad deportiva, te vas a encontrar con un Pilates que es cañero, que mola. Los ejercicios que vas a hacer los puedes ver en fitness, en yoga, o en danza, lo único que va a cambiar es desde dónde los haces, qué músculos estás usando y con qué intención. El dibujo de movimiento es el mismo, lo que cambia es la técnica.

La intención del pilates es estirar y fortalecer a la vez. Es un trabajo global, en cada ejercicio trabaja todo el cuerpo. Puede ser que alguno sea más específico pero en realidad lo mueves todo a la vez. Y eso es lo complicado. Cuando haces un ejercicio y no usas la técnica tu sensación puede ser la de “no estoy haciendo nada”, porque te estás quedando solo en el dibujo, con lo cual no estás en Pilates. Por esta razón la gente piensa que es algo soso, algo pausado que simplemente te estira y te relaja.

-¿Y por qué crees que ocurre esto?

Con “el boom” del pilates, para que llegase a todo el mundo se implantaron clases en gimnasios donde quizá los monitores no tienen la titulación específica necesaria y lo que realmente ofrecen es una clase de movimiento. Esto no es culpa de ellos, pero no pueden ser especialistas en body pump, en zumba, en spinning, en yoga y en pilates como se les exige hoy en día.

Además en una clase con 15 o 20 personas, cada una de una edad y de una condición física y que no tienen una continuidad de asistencia, no se puede enseñar la técnica. En estás clases sientes alivio porque te estás moviendo, metiendo el abdomen, respirando, con lo cual te sientes muy bien, pero no estás haciendo Pilates.

-¿Cómo se aprende entonces la técnica Pilates?

Se tiene que aprender poco a poco. Lo ideal es hacerlo en un estudio de Pilates . Yo recomiendo hacer una pequeña inversión y tomar clases privadas para que te enseñen todo lo que tienes que hacer, como tienes que respirar, como son los ejercicios y luego poder volar. Adquirir una buena base para luego poder aplicarla en las clases colectivas, que cuando el bolsillo no te lo permite, son más económicas.

-¿Se tarda mucho en dominarla?

Una vez que se aprende la técnica hay que practicar. Lleva un tiempo interiorizarla, no es fácil, no nos vamos a engañar. Lo maravillosos del Pilates es que si tú aplicas la técnica en cualquier otro deporte mejorarás notablemente. Y tu vida cotidiana cambia porque te lo llevas puesto. En el trabajo, caminando por la calle, esperando al autobús,… estás de otra manera. Hoy en día la gente quiere sentirse joven y la juventud es una columna flexible. Cuando vas envejeciendo la columna deja de moverse y se convierte en algo tieso y ahí es cuando empiezan los dolores.

-¿La práctica afecta al mundo emocional?

Para meditar te centras en tu respiración y en partes de tu cuerpo concretas. En una clase de Pilates te pasas 1 hora haciendo precisamente eso. La respiración consciente te llena de energía y durante ese tiempo no puedes pensar en otra cosa que no sea tu cuerpo. Exhalas hasta el último aliento. ¡Te vas nuevo!. Cuando alineas tu columna estás alineando los chakras y liberando emociones.

Es normal que mucha gente llore con algún ejercicio o se muera de la risa. Es totalmente terapéutico.

-¿Con qué frecuencia debo practicar?

Hay actividades deportivas que requieren de descansos para que los músculos puedan asimilar los entrenamientos. En Pilates no es necesario. No es una práctica lesiva (bien hecha) sino todo lo contrario. Cuanto más lo hagas más mejoras y más beneficios obtienes. Todo depende de tu tiempo y de tus ganas, pero el método está hecho para que lo practiques todos los días y si puedes 2 veces.

-¿Cuantos ejercicios hay en Pilates?

Pilates llamaba a su método “contrología” , ya que era un control absoluto de todo el cuerpo. En su libro “Volver a la vida con la contrología de Pilates” explica la serie de los 38 ejercicios que él creó.

Cuando Joseph H. Pilates fallece se crea una asociación que recoge toda la información y la clasifica en diferentes niveles. Lo que Pilates proponía es lo que conocemos hoy como Nivel Avanzado. De ahí decodificaron los ejercicios a Nivel Medio y Nivel Básico.

Él inventó las máquinas para que las personas pudiesen llegar al Nivel Avanzado. En Nueva York desarrolló su estudio junto a su mujer y muchos bailarines y deportistas empezaron a trabajar con él.

¿Qué es mejor? ¿Pilates en suelo o Pilates en máquina?

No hay Pilates suelo o Pilates máquina. Hay la técnica Pilates. La serie de ejercicios que propone Pilates en el suelo no son fáciles de hacer. Las máquinas tienen la función de enseñarte a moverte y fortalecerte para que puedas llegar al ejercicio de suelo del Nivel Avanzado.

Es interesante trabajar con máquinas porque tienen muelles con resistencia que ayudan a fortalecer la musculatura profunda y además te dan referencia espacial para alinear el cuerpo y colocarlo bien.

-Entoces el Pilates trata de llevar al cuerpo a la posición correcta y ahí fortalecer para que se quede.

-Exacto. Si por ejemplo lo que quieres es muscularte, cuando aplicas la técnica Pilates al trabajo de pesas vas conseguir un cuerpo con una estética maravillosa . A veces en los gimnasios se ve a personas fortaleciendo biceps tirando de los músculos de la espalda y eso hace que muchos se lesionen y tengan unos cuerpo atrofiados, ya que fortalecen en la posición que no es y ahí el músculo se queda.

Lo mismo pasa con el trabajo de abdominales, cuando aprendes a hacerlas bien haces 20 y ya no puedes más, no necesitas 200. Por lo tanto hay una economía de tiempo y de movimiento, no es necesario machacar el cuerpo ni forzarlo hasta lesionarlo.

-Todo esto que me cuentas me hace pensar que si todo el mundo se pone a hacer Pilates el trabajo de los fisiosterapeutas se va a acabar.

Cuando aprendes a modificar tus hábitos de movimiento evitas posiciones que son perjudiciales. Eso no quiere decir que alguna vez necesites la ayuda de un profesional para aliviar ciertas dolencias, pero por lo general mis alumnos dejan de tomar pastillas antiinflamatorias y dejan de ir al fisio con tanta frecuencia.

-Sí, sé de muy buena tinta que sus vidas de mejoran y son más felices…

-¿Quieres probar un poco de esa felicidad?

¡Gracias Jose Manuel Moreno por las fotos!

¡Gracias Jose Manuel Moreno por las fotos!

Desde luego El Pilates se ha puesto de moda y como se ha querido sacar dinero de ello se ha explotado de mala manera.

Si quieres conocer el verdadero Pilates y lo cañero que puede llegar a ser, Frank de la Rica es tu hombre. Como el bien dice:

“No soy el único, pero hay muy pocos”.

Nos vemos pronto, nena!

Tags from the story
,

4 Comments

  • Hola Marta!!!!! Muy bueno todo lo que nos contas del Método Pilates…. erradica muchos pre- conceptos que yo también tenía encarnados. Te cuento que bailo desde los 8 años… hace exactamente 42.. y desde hace algún tiempo tengo serios problemas con mis cervicales y las contracturas, mi Doctor y mi Kinesióloga me recomiendan otro tipo de actividad además de la Danza, porque opinan que mi cuerpo ya baila de memoria, utilizando siempre los mismos músculos. Como también tengo una lesión en la rodilla (se ve que esto de hacer actividad física y deporte desde pequeña me ha dejado algunas nanas) trato de evitar actividades de impacto… una de las posibilidades era Pilates y dije… ni loca!!!! como soy de activa me duermo en la primera clase… así que me decidí por intensificar las caminatas y la natación que me encanta (en el poquito tiempo que me queda fuera del trabajo y de la Escuela de Danzas que es mi pasión). Leyendo ahora tu post veo lo errada que estaba…. asi que será cuestión de hacerse otro lugarcito en el tiempo libre y comenzar a probar, buscando el lugar y el personal adecuado…. Muchas Gracias por recomendar siempre actividades saludables…..
    Muchos cariños y besos a la distancia…. me encanta la pancita… adorable!!!!!
    Ale

    • Gracias Ale!

      Estoy segura de que te va a encantar, y más siendo bailarina…

      Asegúrate de encontrar un buen lugar para tu práctica.

      Un millón de besos!

  • Me ha gustado muy mucho tu entrada.
    Cuando practico “Pilates” hago el de clases colectivas, nada que ver con lo que aquí explicas tan maravillosamente.
    Gracias por ilustrarme, creo que tengo una idea clara de cual debería ser mi verdadero nuevo proyecto

    Tengo un centro en mente, vamos a ello.

    Besazos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *