Natación en el embarazo

Siempre me sentí muy cómoda en el mar, quizá en mi otra vida haya sido una nécora o un rodaballo.

Cuando era pequeña me llamaban “ La sirenita de Vigo”, podía pasarme más de una hora en el agua nadando y buceando, y eso que las aguas de la Ría son realmente frías…

Biquini de Women Secret

LLevo casi un año entrenando en la piscina un par de días a la semana pero cuando me enteré de mi estado de buena esperanza empecé a ir casi todo los días. Cambié mi sesiones de running en el parque por largos de 25 metros.

La natación es el deporte más recomendado para las embarazadas según la Fundación Española del Corazón( siempre y cuando tengan un embarazo en salud, claro)

Yo estoy notando muchos beneficios:

-Me ha ayudado a evitar nauseas matutinas.

-Estoy fortaleciendo brazos y espalda, de momento no tengo ningún dolor (cruzo los dedos).

-Quemo las calorías proporcionadas por algún antojo (aunque reconozco que no tengo muchos).

-Mi mente está más despejada y puedo dormir mejor.

-No me siento cansada, mis articulaciones no se resienten.

-Me refresca y me llena de energía

-Ha mejorado mi transito intestinal, mis “conversaciones con Sr. Roca” son habituales cada mañana.

-No tengo retención de líquidos ni pesadez en las piernas ni calambres (sigo cruzando dedos)

Bañador premamá Decathlon

Si no has hecho deporte nunca con 30 minutos puede ser suficiente para ti. En esta etapa de la vida sabemos que no es conveniente hacer esfuerzos. FUNDAMENTAL consultar con tu médico antes de empezar.

Yo suelo estar unos 50 minutos aproximadamente (entre 60 y 70 largos) Te pongo algunos ejemplo de lo que puedo hacer en una sesión. La divido en 3 partes:

1. Calentamiento:

-Braza, 6 largos

-Crol, 6 largos

-Espalda, 6 largos.

2. Entrenamiento

-Patada de crol con tabla, 2 series de 4 largos

-Patada de braza con tabla, 2×4

-Patada de espalda con tabla 2×4

-Brazos de crol sujetando pull-over entre las piernas 2×8

-Brazos de espalda con pull-over entre las piernas 2×5

Trabajo abdominal con ejercicios acuáticos.

-Apoyada en una pared de la piscina, elevo las piernas estiradas y las abro y cierro. 2×15

-En la misma posición hago bicicleta.

3. Relajación

-Flotación de espalda estilo libre.

-Flotación con churro en corvas y nuca.

Entre serie y serie descanso el tiempo que mi cuerpo considera necesario y siempre llevo una botella de agua para “darle chupitos” de vez en cuando.

Lo ideal es ir a una piscina de agua oxigenada o de agua salada, o por lo menos a una que no esté demasiado clorada para evitar infecciones, sobre todo si se ha perdido el tapón mucoso en el final del embarazo.

Algunos médicos recomiendan dejar de nadar en el octavo mes. Lo consultaré con mi ginecólogo cuando llegue el momento.

Después de mi sesión de natación siempre bebo agua y me tomo un platanito para recuperar.

Si no te gusta entrenar sola en muchas piscinas puedes encontrar clases específicas para embarazadas, donde puedes compartir ejercicios guiados por un monitor con otras mujeres en tu mismo estado. Me parece una opción muy buena, sobre todo si no estás acostumbrada a hacer deporte.

Sentir la ligereza del cuerpo en el agua me llena de endocrinas (las famosas hormonas de la felicidad), por eso a mi bebé le gusta tanto que vaya a la piscina.

Mi sueño es dar a luz en un hospital con piscina.¡Espero poder hacerlo realidad! Ya te contaré…

¡Gracias por tus mensajes y felicitaciones, nena!

6 Comments

  • Nadar… nadar … nadar… no hay nada más lindo…. Yo también soy de agua desde peque… acá en Argentina a mi me gusta mas el río y las sierras que nuestras playas, pero agua al fin me permite también combinar dos pasiones remojón y trekking por nuestras maravillosas sierras y montañas. Eso cuando estoy de vacaciones… y cuando no … existen las piletas que sustituyen excelentemente las ganas de chapuzón. Me encanta ver como estás disfrutando de este embarazo, haciendo todo con mucho cuidado pero sin dejar de moverte. Se te ve FELIZ y eso tu bebé lo siente… llegará a este mundo rodeado de amor y eso le permitirá desarrollar alas con la que podrá cumplir todos sus sueños. Gracias por contestar los mensajes, es un bonito detalle de tu parte tomarte un tiempo para contestar a quienes te seguimos por las redes. Continúa así Martita… estás cada día más linda… tu bebé te hace ver así….. Nos comunicamos pronto… Cariños desde este lado del charco
    Ale

  • Yo nadé hasta últimos de diciembre, y el 14 de enero tuve a mis mellizos( Julia Y Diego) y el parto fue tan fácil como nadar 200 metros de crol.. No deje de nadar, de andar 2 horas diarias ni de hacer yoga en ningún momento…ésto ayudó al parto y a la posterior recuperación que fue rápida!! Aprovecha este momento, acariciate la barriga y háblale mucho.. todo pasa muy rápido!! A los míos les encanta la piscina…ya mismo les estoy enseñando a tirarse de cabeza!! Jaja!!

    • Gracias Vanesa! Ojalá mi parto sea tan bueno como nadar a crol… eso espero! jajajaja!
      Sí que pasa rápido el tiempo, hay que aprovechar cada segundo!

      Seguro que a “mi peixe” también le encantará nadar, sobre todo en el mar, como a su mami.

      Te mando un fuerte abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *