Mi primera vez

¡Gracias Carmen!
¡Gracias Carmen!

LLevo casi 2 años enganchada a las carreras populares de 10 km y recuerdo que la primera vez pensaba que no sería capaz de resistir una distancia tan larga. “Me va a pesar el culo”.

Mi amiga Carmen Villanueva se hacía todas las carreras de Madrid y fue ella quien me empezó a meter el gusanillo. Se lo pasaba pipa y de vez en cuando ganaba alguna y se subía al podium. Me decía:

Ayer gané la carrera melonera.

-¿Melonera?

-Sí, al acabar te dan una botella de agua y una raja de melón.

-No te puedo creer-  le contestaba totalmente atónita.

Yo estaba apuntada en un gimnasio. El spinning se había apoderado de mí y la culpa la tenía un monitor un poco entradillo en carnes que ponía temazos de Metallica, Pet Shop Boys y Pink Floyd en lugar de pachangadas playeras o el chunda-chunda rompetímpanos. Aquellas clases eran una gran liberación, una vez hasta acabé extasiada en una odisea de sudor y lágrimas. Fue maravilloso.

Un día vi que el gimnasio organizaba una carrera de 10 km por un campo de Las Rozas. Se lo comenté a Carmen y le pareció genial. ¡Dicho y hecho!

Yo, cuando era más pequeña de lo que soy, hacía atletismo. Fui vallista, así que de vez en cuando me gustaba salir a correr por el parque rememorando tiempos jóvenes. Me hacía no más de 25 minutos sin controlar las distancias. Me daba por épocas, me enganchaba durante unos meses pero luego lo dejaba y me dedicaba a bailar, cosa que también me encanta.

Faltaban 20 días para la carrera así que decidí retomar el running y hacerme unos kilómetros por la cinta del gimnasio. Cuando llevaba 4 aquello me parecía un rollo rollífero pero me obligué a por lo menos hacerme 6, más kilómetros semejaba una tortura. ¡Y después mi dosis de spinning! Así estuve hasta el día de la carrera. Nunca había probado correr 10 km seguidos, pero me dije: “si no puedes te paras y punto pelota, tampoco hay que volverse loquita”.

Quedé con Carmen una hora antes para recoger el chip y calentar un poco. Yo estaba de subidón, la adrenalina por las nubes, como en un estreno de una obra de teatro. No había vuelta atrás. Estaban allí todos los monitores del gimnasio, qué verguenza… seríamos unas 600 personas, casi todos hombres.

Dieron el pistoletazo de salida y Carmen salió escopetada, ¡pero está mujer dónde va! Traté de seguirla hasta que ya no puede verla entre las curvas y los árboles. Toda la carrera pensaba en alcanzar a mi gacela. En el km 7 una cuesta de unos 100 y allí la veo, arriba de todo, y entre nosotras ese abismo. La tengo que coger… yo muero aquí…y…¡fuck! ¡se me desata el cordón!

Después de la cuesta una pequeña bajada me devolvió el aliento. Un chico me adelantó y pensé : “a este me engancho yo”. Gracias a esa liebre desconocida pude acabar la carrera. Los últimos metros el muchacho me animaba: “venga que ya estamos, ya no queda nada”.  Es increíble el apoyo que te puede dar un desconocido en esos momentos en los que uno cree que ya está a punto de expulsar el corazón por las orejas. Los ánimos de aquel hombre hicieron que sacara unas fuerza desconocidas, inimaginables. Hasta hicimos un spring final entre aplausos de los familiares que estaban por allí. Al traspasar la meta nos chocamos las palmas y ni hablamos ni nada. Ni sé quien es, ni le volveré a ver… Ahí se acabo un encuentro de dos kilómetros que cambiaría mi vida.

Carmen me estaba esperando y me abrazó efusivamente! “Tía, me has sorprendido! eres una máquina” Había hecho 48:21 Una pedazo de marca para ser la primera vez. Yo tenía la boca toda seca y llena de polvo, la cara desencajada, el cuerpo extasiado… ¡Lo había conseguido!

Lo que no nos imaginábamos era que unos minutos después nos iban a nombrar por megafonía…

Carmen y Marta
Nos meábamos de la risa

Porque sí amiga, no te estoy vacilando, no sé cómo lo hicimos pero quedamos las 2º y 3º clasificadas. Mi primera carrera y ganando un copazo. De aquí a las Olimpiadas.

 

Marta y Carmen
We are the champions, my friend

A partir de este día comencé a correr. Dejé el spinning y comencé con el club de running del gimnasio. Han pasado muchas cosas en mi vida desde aquella carrera, muchos cambios, pero yo sigo corriendo y participando en populares.

Nena, si estás pensando en empezar a correr hoy es el día perfecto. Tienes que hacerlo poco a poco, de manera progresiva y es muy importante que utilices el calzado adecuado para evitar posibles lesiones. Hay un montón de páginas y blogs en la red que pueden orientarte. También clubs de corredores dónde el ambiente es fantástico. Si lo prefieres puedes hacerlo sola, tomarlo como algo tuyo, un ratito para sentirte, para pensar, para conocerte.

Sólo hazme un favor: tienes que tener claro que a esto de correr hay que ponerle un poco de cabeza, márcate pequeños objetivos acordes a tu condición física.  No te exijas demasiado, disfruta de cada paso, de cada bache en el camino.  Seguramente nunca ganarás una copa tan bonita como la mía , pero no te preocupes, luego se queda en la estantería y no sirve ni cómo recipiente acumulador de céntimos. Lo más importante es que empezarás a liberar esas hormonas propulsoras del placer que se apoderarán de tu cuerpo haciéndote sentir llena de energía y de belleza. Estarás más positiva, a mi me ayuda muchísimo para el coco.

Ya sabes que yo no soy de dar consejos (aunque te acabo de soltar una buena retahíla, jaja!) pero… tienes que probarlo!

CORRE, NENA!!!

Tags from the story

19 Comments

  • No dejes de escribir, me encanta leerte.
    Quiero empezar a correr pero las veces que voy me gusta ir sola y con mi música. Pero enseguida me dan pájaras, un desastre!!!
    Noto muchísima limitación por el tabaco, tú consejo será que lo deje, claro….
    Besos Martiña

    • Gracias Vane!
      Dejar el tabaco es más fácil de lo que parece.. yo lo conseguí con Yoga y manzanas, siempre más sano que el chocolate! Normal que te den pájaras si no estás acostumbrada. ¿Has probado a hacer pequeñas series? Por ejemplo: corres 5 minutos y caminas rápido otros 5 minutos, 3 o 4 series para empezar. Y poco a poco vas aumentando el tiempo de trote y disminuyendo el de caminar.
      Ponte tu playlist favorita y pruébalo, ya verás cómo te irá mejor. ¿Te apetecerá un cigarro después de media hora por el parque, con tus pulmones abiertos cargados del fresco aire de la mañana?

  • Sabes q nena, voy a intentarlo, me has convencido, q todo sea por esas hormonas del placer, q me haran sentir llena d energia y belleza. Besos preciosa. Geniales los post!!!

  • Muchas gracias Marta, por tus ánimos y por compartir tus experiencias de una forma tan honesta. Me motiva mucho tu blog, tu ejemplo ha sido una enseñanza para mi, pues con tus palabras y tu pasión has conseguido y conseguirás que gente como yo recuperemos el entusiamo por el deporte al aire libre. Un abrazo fuerte.

  • Genial,me dan ganas de ponerme,hace unos años corría de Alcabre hasta el final de samil ida y vuelta y la verdad que me sentía libre muchos bikiños

  • Bravo Martiti…. que bien sienta leerte!! a mi correr no me va mucho pero después de esta lectura….Hasta me lo estoy planteando!!jajajaja…Enhorabuena 😉

  • Yo me partí el melón, la vez en que mi gran amiga y compañera Goretti, ganó un TRIATLON y al cruzar la línea de le dieron un bolsa de Ensalada Florette…. #MundoBranding

  • hola! Yo empece a correr allá por Marzo y estoy enganchadisima! Empece con 20 min, a la semana siguiente 25…y así hasta conseguir aguantar para mi primera carrera de 10km! Gracias a ello he cambiado de alimentación, comía bastante sano, pero si corres tienes q pensar lo que te vas a “meter” o no rendirás…tambien fue decisivo para dejar de fumar…cuando ya alcance correr 5km noté que me estancaba…y lo poco que fumaba tambien lo dejé. Simplemente, es incompatible si quieres mas…
    Hoy tengo mejor la piel, no fumo, y lo mejor es que mis chicos de 12 y 8 años se han aficionado y a veces me acompañan a tiradas cortas de 4kms.
    Este mes ha caído en mis manos “mujeres que corren”, un libro que os recomiendo. Se lee rápido porque es fluido y se aprenden un montón de cosas que yo desde luego, pasaba por alto.
    Pues adelante!!!! Ánimo a todas!!!!

  • Hola! Yo he empezado a correr este año. El primer día que salí a correr, lo hice con mi marido para que me guiase. Creí que no iba a aguantar ni cinco minutos, pero me sorprendí a mi misma …..Conseguí correr casi 3 kilómetros parándome a caminar un par de veces. Lo que mas me cuesta es llevar bien la respiración.
    A partir de ese día, salí a correr yo sola. Unos días mejor, otros peor….pero ahí he seguido practicando. Un día, conseguí pasar la barrera de los 5 kilómetros. Ese día fue increíble el subidon que me dio, una alegría inmensa……¡había conseguido mi primera meta!, después vinieron los seis.
    Un fin de semana nos fuimos de visita cultural y el destino hizo que ese día se corriese una carrera en dicha ciudad. Había dos opciones, 5 kilómetros o 10. Me decidí por la primera, no me veía capaz de llegar a diez.
    Como explicar los nervios de los días anteriores: llegare bien, quedaré la ultima, que me pongo, etc.…..y como explicar lo que se siente cuando dan el pistoletazo. Conseguí terminar la carrera con mejor marca que la que había estado haciendo, y eso que el recorrido no era fácil. Si me llegan a decir hace unos meses que iba a correr mi primera carrera, ni me lo creo, pero si…he sido capaz
    Así que ahora, a seguir corriendo hasta conseguir los diez kilómetros

    • Muchas gracias por compartir tus inquietudes Marta! Esos 10 k no se te van a resistir…estoy segura que lo vas a disfrutar!!! Un abrazo

  • ¡Muchas felicidades! Primero, por este blog tan distinto a lo que solemos ver y segundo, por tu trabajo como actriz, de verdad… ¡Enhorabuena! Comencé en el mundo del running hace dos años y todo porque me enamoré de unas zapatillas de correr, desde ese día no he parado. Es un mundo un poco adictivo, siempre te pide más… Te seguiré leyendo, sin duda. Un abrazo

  • En noviembre del año pasado me preparé una carrera de 10k con la ayuda de mi marido, un experto en la materia. Al terminar la carrera me lesioné y hace poco retome salir a correr. Hoy me han dado una malísima noticia, es probable que nunca lleguemos a tener hijos. Ya lo veníamos viendo desde hace unos años. Y después de dos FIV con malos resultados, he decidido que no voy a dejar que me afecta más de lo debido y voy a hacer cosas motivadoras y que me hagan feliz. Espero que mi entrenador me ayude porque voy a volver a correr y ha prepararme una carrera para Agosto, a ver si algún día conquisto el podium como tu. No dejes de escribirnos. Muchas gracias Marta.

    • Querida Inma,
      entiendo bien como te sientes. Mi pareja y yo también nos hicimos pruebas y recibimos un palazo cuando nos dijeron que nuestro embarazo era casi imposible. Al poco tiempo me quedé embarazada. Así es la vida.

      Pero también tenía muy claro que yo no necesitaba tener hijos para ser feliz. Me sentía llena y completa con mi vida: el deporte, los amigos, el trabajo, mi pareja, la naturaleza,… No sentía la maternidad como algo instintivo, si no como una manera de hacer palpable el amor.

      Estoy segura que tu entrenador te ayudará a disfrutar de esa carrera que tienes en Agosto. Lo del podium ya es lo de menos, jajajaj

      Te mando un fuerte abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *