SPA para bebés

Hay un sitio en Madrid que yo defeniría como “el paraíso del bebé”. Se trata de un Baby Spa  situado en pleno corazón de la ciudad donde tu bebé puede descubrir los movimientos de su cuerpo jugando en el agua.

¡¡¡Lo pasamos genial!!!

El Spa es cálido y acogedor. Sus dos piscinitas están tratadas con agua purificada por un sistema de rayos ultravioletas para que la delicada piel del bebé no sufra irritaciones.

Primero le pusimos al bebé un pañal de agua con un bañador de tela. Lo pesamos para ver qué tamaño de BUBBY (un flotador especial que va alrededor del cuello) le correspondería. Mi peixe ya sobrepasa los 8 kg!!! Está taaaaaan rechoncho… te lo comes.

Almudena lo metió despacito en el agua calentita… y ahí empezó la diversión. La del bebé y la de su papá y su mamá, ¡claro!. Qué gracioso está flotando, sintiendo la libertad  de sus movimientos, chapoteando con sus manitas, feliz.

Nos quedamos los tres solos para poder disfrutar en la intimidad familiar. . Empezamos a estimularle con juguetes flotantes y haciendo pequeñas cascadas de agua a su alrededor. El bebé giraba, nadaba hacia adelante y también de espaldas, es todo un sirenito.

Para mí es importante que mi bebé se sienta seguro en el agua y que aprenda a disfrutar de la ingravidez de su cuerpo sin miedos. Está claro que bebetxu es como su madre: animal acuático.

Después de los 20 minutos de flote y flipe a mi peixe le esperaba otro gran placer: un masaje completo con aceite de semilla de uva impartido por una fisioterapeuta especializada. ¡Pero bueno! ¿Se puede ser más afortunado?

Y para acabar, un poquito de teta de mamá en una sala recogida e íntima. ¿Resultado de todo esto? ¡¡¡Casi 3 horas de siesta!!! Y una noche deliciosa en la que papá y mamá pudieron dormir 6 horas seguidas. Sí nena, así como te lo cuento.

Si tu bebé tiene de 0 a 6 meses anímate a conocer el Baby Spa. A mí me dio mucha pena descubrirlo tarde, el peixiñas ya tiene más de medio año (madre mía, cómo pasa el tiempo, ¡verdad?).  Y como la experiencia ha sido tan buena y el bebé disfrutó tanto, es el momento de empezar con la matronatación. Ya te contaré…

 

Besos mil.

2 Comments

  • Hermosas imágenes Marta!!!! y viendo tu cara de felicidad uno puede imaginar la del bebé chapoteando feliz… y también con todo lo que has nadado cuando estaba en tu panza, como para que no le guste…Cuando hacemos algo que amamos y lo sabemos transmitir este es el resultado… como mi sobri .. mi hermana bailaba con ella en la panza y la peque debutó en el escenario antes de caminar… y hoy casi veinte años después cuando ya nos saca una cabeza, es la Seño preferida de nuestras niñas.
    Mamá acuática y peque loco por el agua… ya te derretirás cuando nade a tu lado… y además no hay nada como compartir estos momentos en familia, descubriendo día a día lo que los hace felices a los tres…. Que sigan los bellos momentos Marta… felicidades a los tres y abrazos desde este lado del charco…
    Ale

  • Hola Marta, papá y Peixe…
    Maravilloso post…, y desde luego que tu Peixe es afortunadísimo…, madre mía cuanto placer junto…., agüita, masajito, bien alimentado…., qué más se puede pedir…
    Tu cara me encanta, irradia felicidad….; pese a eso de dormir “6 horas seguidas”…

    Gracias por compartir todas estas experiencias….!!!
    Un abrazo enorme….
    TEBAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *