El pulsómetro.Herramienta de control, cálculo del trabajo y mejora del rendimiento.

Trabajar por pulsaciones no solo es interesante para el PRO.

Entrenar en función de nuestros umbrales (aeróbico y anaeróbico) y pulsaciones ayuda a que entrenemos adecuadamente y dentro de nuestros límites, que serán diferentes entre nosotros aún estando preparando una misma carrera o teniendo el mismo objetivo, y que harán mejorar nuestra CAPACIDAD AERÓBICA y nuestro RENDIMIENTO.

Si estamos empezando en el mundo del Running, por ejemplo, podrá ser de mucha ayuda para marcar una intensidad adecuada. Muchas veces pasa que arrancamos por encima de lo que deberíamos. Eso a parte de desmotivarnos, no nos ayuda a avanzar…

Si somos más experimentados y queremos trabajar cambios de ritmo y series para buscar una mejora, es muy interesante para que sepamos a que ritmos trabajar y poder controlarlos sin excedernos o quedarnos por debajo.

En resumen, nos marca el rango de trabajo utilizando nuestra frecuencia cardíaca (FC).

La FC es el número de pulsaciones por minuto. Las veces por minuto que nuestro corazón late.
Se miden dos. La frecuencia cardíaca basal o de reposo (la que tenemos cuando dormimos) y la frecuencia cardíaca máxima (lo más rápido que puede llegar a latir nuestro corazón).

  • La basal es la que cubre nuestras necesidades vitales. Vamos, la que nos mantiene vivitos y coleando. Y se mide en total reposo para que no se acelere nuestro pulso.
  • Para calcular la Frecuencia Cardíaca Máxima, lo mejor mejor mejor, y lo que os recomendamos hacer, no solo por utilizar reloj, es mediante la PRUEBA DE ESFUERZO.

También hay otras medidas menos exactas que nos dan estos datos. Mediante un test o mediante una fórmula. Si tenéis entrenador personal, él mismo os explicará.

A partir de aquí podremos trabajar con nuestros umbrales, que con entreno, conseguiremos que el aeróbico se mantenga durante más tiempo y retrase así la fatiga

  • Umbral aeróbico: capacidad de aguantar un esfuerzo prolongado a intensidades medias o medias-bajas con la presencia de oxígeno en nuestros músculos.
  • Umbral anaeróbico: capacidad de aguantar un esfuerzo prolongado y a elevada intensidad, sin oxígeno

Nosotras os recomendamos que con la prueba de esfuerzo en mano, vayáis a un profesional que pueda daros los datos más exactos para vosotros.

Eso sí, nunca dejéis de correr por sensaciones. No hay mayor disfrute que ese.

Written By

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *