¡Climbing, amigos, música y a pasarla muy bien!

¡Hola chicas! ¡Vaya par de semanas que he tenido! Entre la enana en casa, que es trabajo full time (las que son madre lo saben) y por supuesto mi trabajo en el roco, apenas me deja tiempo para hacer vida. Pero como estoy empeñada como sea en tomarme mi tiempo para disfrutar y para ponerme en forma sin excusas así sea de ratico en ratico lo voy haciendo. No es fácil y es todo un reto sobretodo gestionar los tiempos, pero bueno, todo es un proceso de aprendizaje al que voy agarrando el ritmo poco a poco.

Así que apartando mi disculpas por el par de semanas ausente, tengo que contarles que estoy feliz. La semana pasada tuvimos la oportunidad nuevamente de escalar con Jason Momoa, que se ha hecho un gran amigo de la casa, ama profundamente a mi hija y eso hace que lo quiera aún más, además de la profunda admiración que una pueda sentir por su carrera profesional, el tener los pies bien puestos sobre la tierra hace que uno le tenga un aprecio especial.

Pero bueno, entre una cosa y otra, compartir con él en nuestro gimnasio, como si fuera uno más, hace cualquier fin de semana muchísimo más especial. ¡Ya ven!, esa es de las otras ventajas de venir a nuestro roco, un día escalas con Juan, otro con Khal Drogo y otro con Jared Leto, jajaja ¡no me puedo quejar la verdad! Hablando en serio, hace que tus días tengan un plus y te motive un poco más hacer de algo cotidiano, algo muchísimo más especial.

Así que de manera muy relajada, tomé mi gopro, la monté en el carrito de mi hija, y nos fuimos en familia a escalar, allí nos esperaban otros amigos y un gentío más. Jason escaló un buen rato con Chris, hubo cambio de pañales y hasta de ropa porque Alana hizo sus gracias a nivel nuclear jaja, y disfrutamos de hacer al final un poco de música. Cuando veo la vida así digo, vale, ésta es la vida que quiero. Sencilla, bonita y con gente que quiero. ¡No se puede pedir más!

Hoy muestro mi evolución escalando. Aún siento que peso como si tuviera en mi culo un yunque y siento mucho miedo de caerme por hacerme daño en el suelo pélvico. El tema de los impactos es indispensable que lo lleve con cuidado y como niña buena así lo hago. Pero creo que más real no puedo ser. Ésta soy yo, con mis defectos sin querer demostrarle de más a nadie. Y si por alguien quiero mejorar es por mi misma, para sentirme bien y poder darle a mi hija una madre llena de vida, ¡aunque la mayoría de los días me deje sin batería!.

Hoy apenas muestro un pedacito de nuestro amigo, no quise abusar de él, pero la semana que viene les mostraré mucho más. Lo hemos llevado a la montaña y ha flipado con tanta maravilla junta. Pero ya, de eso, pues el próximo miércoles… por ahora un ratito de Khal con su pequeña Khalesi, suspiren chicas, suspiren… ¡Un poco de escalada, risas, buena música y ya está!

¡Que pasen todas el mejor de los miércoles!

2 Comments

  • Muchísimas gracias por compartir un trocito de tu vida con resto del mundo. Tienes una nueva seguidora, te lo aseguro! Enhorabuena por el buen rollo que transmite tu hermosa familia… y también por tus “hermosos” amigos, jajaja! (*suspiro*) Jason se hace querer como nadie ❤️ Besos desde Galicia

    • ajaja, gracias guapa! Jason alli donde lo ves grandulón es un sol. El padrino de mi enana. Ya cuando le dijo a ella que era “the moon of my heart” Alana entendió que era para amarlo para siempre! jajajaja… Cuando vengas a Barcelona me avisas y nos vamos a escalar! besotes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *