La quinoa, ¡un super alimento super saludable!

quinoa-3

Aquí estamos otra vez, despertándonos felices y celebrando la vida. Como siempre, buena actitud y buscando la forma de estar saludable por dentro y por fuera. Y es por ello que siempre ando creando o replicando recetas que no solo esté cuidando de mi cuerpo sino disfrutando de comerlas sin reparo ni remordimiento.

Hace unas semanas publiqué una receta de ensalada de quinoa, que está en mi top de favoritos por sus beneficios y simplicidad. Este super alimento es un pseudocereal con un alto nivel protéico y rico en minerales y aminoácidos, utilizado por muchos deportistas porque por todas estas características es perfecto para la recuperación y construcción muscular sobretodo después de un entrenamiento duro.

También puede ser comida por celíacos por no tener gluten, es más yo he optado por sustituirla por la pasta gluten free (que es en base a quinoa por cierto) con la salsa de mi preferencia, pero me siento mucho mas ligera cuando la consumo de esta manera.

Con un bajo índice glucémico y alta en omega 6, fácilmente podremos comerla en nuestra dieta sabiendo que no solo podremos mantener la forma sino que también ayudará a reducir el colesterol.

Como ven, ¡a la quinoa deberíamos ponerle un altar!, por eso hoy les traigo dos recetas facilitas para comerla en ensaladas o como acompañante, dos formas bien rápidas y frescas aprovechando estos últimos días de calorcito.

Primero, remojamos la quinoa en agua por unos 5 minutos removiéndola con las manos para quitarle la capa de saponina que podría darle un gusto amargo. Para su preparación coloquemos una taza de quinoa en 3 de agua y hervimos hasta que esté cocida (aproximadamente de unos 15 a 20 minutos). Colamos y listo.

fullsizerender-2

La primera combinación es súper simple, mezclamos la quinoa con pesto al gusto y tomates secos cortados bien pequeñitos. Es perfecta como acompañante pero ya por si sola es divina y muy gustosa.

quinoa-2

La segunda opción, es combinarla con hojas de espinaca, aguacate, tomates cherry y si prefieren  un poco de cilantro. Aunque me encanta la cebolla, tengo rato que no la consumo por lo mal que me cae, pero ustedes si podrían colocarla así tendrán un toque crujiente que le irá de maravilla. Con un poco de aceite de oliva y aceite balsámico, sal y pimienta al gusto y ¡listo!

¡A disfrutar de la comida sin remordimientos! Si tienen más ideas o consejos para preparar la quinoa, pueden dejármelas en sus comentarios. ¡Que pasen todas un feliz miércoles!

 

3 Comments

  • Hola Jimena!

    Me llamo Ana María, soy asesora nutricional con orientación naturista y macrobiótica, terapeuta de flores de Bach y profe de cocina macrobiótica y vegana.

    Acabo de descubrir tu blog por casualidad y me ha encantado 🙂

    La verdad es que la quinoa es una maravilla tanto desde el punto de vista saludable como de paladar.

    Las recetas que pones me gustan por su simplicidad. Es una forma buenísima de que la gente se anime a hacerlas, así no hay excusas, sencillas y sabrosas.

    Como la quinoa es un cereal un poco “fresco” energéticamente cuando ya se acaba el verano, me gusta cocinarla de algún modo que la “temple” o la haga un poco más consistente. Una receta muy rica es hacerla con mijo, pasas y avellanas. Se puede aromatizar con albahaca y/o cebollino y está buenííísimo 🙂

    Enhorabuena por el blog, a partir de ahora me pasaré a echarle un vistazo.

    Ana María
    https://nutricionmacrobioticayflores.com

    • Que buena idea Ana María! voy a probarla y te digo algo, que bueno que te guste el blog, y claro por darme mas sugerencias con nuevas recetas. Pasare por tu web y así podríamos coordinar y hacer algo juntas te parece? un besazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *