Cena de jueves: Pechugas al horno rellenas de espinacas

loqueguardoenmitaquilla

La verdad es que hace mucho tiempo que tengo olvidada esta sección del blog, y eso que tengo varias recetas buenísimas reservadas para publicarlas!! Así que por petición popular os enseño una de las últimas cenas que hemos hecho en jueves.

Para lo que llevéis poco tiempo siguiendo el blog, esta es una sección muy personal…. la cena de los jueves siempre marca un día especial de la semana en el que nos juntamos los amigos y nos ponemos al día de las novedades de la semana o planeamos el fin de semana. Es una cita imprescindible que hace que la semana se haga “más corta” jijiji

Seré sincera; casi todas la recetas que os he propuesto en esta sección (y me imagino que las que os proponga en el futuro…) vienen de la mano de mi amiga Gema, que le encanta bucear entre mil blogs gastronómicos “fit”. Pero esta receta es idea de Teresa; la única de los componentes del grupo que no pisa el Gimnasio Palladium (prefiere dedicarse a la piscina), pero a la que poco a poco vamos pasando “al lado oscuro-fit” de la vida jijijijijij. La pobre siempre se esfuerza el proponer cenas sin muchos carbohidratos, salsas, grasas o fritos jajjajj

No es que sea estrictamente una receta muy fit o light o como queráis llamarla (no soy muy amiga de esos términos), pero os aseguro que es sanísima no muy grasa ni pesada, así que podéis incluirla en vuestro recetario de cenas especiales con amigos!!

PECHUGAS DE POLLO RELLENAS DE ESPINACAS Y RICOTTA

Ingredientes:

  • pechugas enteras (tantas como comensales)
  • espinacas (aproximadamente 50 grs por pechuga)
  • queso ricotta o requesón (50 grs por pechuga)
  • un poco de queso rallado para gratinar
  • aceita, sal y pimienta al gusto

La receta es realmente fácil.

Comenzamos por colocar las pechugas debidamente salpimentadas en una bandeja de horno haciéndoles unos cortes en la parte superior (donde luego meteremos el relleno).

loqueguardoenmitaquilla

La receta paso a paso

A la vez que empezaban a cocinarse en el horno (180 grados aproximadamente unos 20 o 25 minutos dependiendo del tamaño de las pechugas), en una sartén salteamos las espinacas frescas con el menos aceite posible.

Cuando las espinacas estén realmente reducidas se añade el requesón a la mezcla, y ya está preparado para rellenar las pechugas.

La rellenamos equitativamente (un poco menos para mi amigo Manolo al que no le hace mucha gracias la espinaca…) y le echamos un poco de queso rallado por encima para darle el último gratinado en el horno.

loqueguardoenmitaquilla

Ensalada templada de pimientos rojos con ventresca de atún y cebolla

Y ya está!!! tachannnn

La forma de presentarlas con el relleno es lo que hace este plato tan especial y diferente. Probadlo alguna vez por que es realmente fácil y a vuestros invitados les encantará. Nosotros las servimos acompañadas de una ensalada tibia de pimientos rojos con ventresca de atún y cebolla..ummmmmmm se me hace la boca agua de recordarlo!!!

Espero que os haya gustado y cuando lo hagáis no se os olvide contármelo!!!! muak muak

One Comment

Leave a Reply