Beneficios de las claras de huevo

Gimnasio + musculación + claras de huevo: Una combinación muy frecuente. Las claras  (la parte blanca del huevo) parecen ser la panacea de muchas personas que acuden al gimnasio  con el fin de aumentar el volumen de sus músculos. Con frecuencia consumen grandes cantidades de clara de huevo de formas tan poco apetecibles como es crudo, batido, mezclado con leche, cocinado en el microondas… Pero alguna vez te has preguntado ¿Por qué? ¿Para qué? ¿Tiene algún beneficio?…

¿Qué propiedades nutricionales tiene el huevo?

El huevo es un alimento con interesantes cualidades nutricionales, sobre todo si hablamos de su contenido en proteínas, hasta el punto de que la calidad de las proteínas de la clara del huevo es un referente a la hora de valorar la calidad de las proteínas de otros alimentos de origen animal. Además el huevo es fuente de fósforo, hierro, cinc, vitamina A, D, E, ácido fólico y algunas vitaminas del grupo B como la B2 o la B12.

¿Qué diferencia hay entre la clara y la yema?

La clara supone aproximadamente un 58 % del peso total del huevo y la yema un 31 % a lo que hay que sumar el 11 % restante de la cáscara. La clara principalmente está compuesta por agua y proteínas (9 %) mientras que la yema además de agua y proteínas (16 %) también contiene grasa (31 %). Esta diferencia en la composición es lo que hace que los deportistas decidan consumir de forma exclusiva las claras de huevo por su aporte de proteínas y renuncien así a las grasas de la yema.

¿Es necesario consumir claras de huevo?

No hay problema por consumir claras de huevo de forma moderada, pero no hay que perder el norte. Lo importante es que el deportista, al igual que el resto de la población, siga una alimentación variada y equilibrada, dentro de la cual hay un aporte suficiente de proteínas en forma de carne, pescado, marisco, huevo, lácteos y legumbres principalmente. Además el consumo de proteínas de la población actual prácticamente duplica las recomendaciones dadas por la Organización Mundial de la Salud. Y en ésta, como en muchas ocasiones,  “más no es mejor”.

¿Tiene algún sentido tomar huevo crudo?

Además de ser una opción poco apetecible y agradable para el paladar y la vista, el consumo de claras de huevo crudas puede tener más inconvenientes que ventajas. La digestibilidad de la proteína del huevo crudo es menor que si está cocinado, lo que supone que su absorción y aprovechamiento por parte del organismo será menor. Además, según si el huevo es más o menos fresco y su manipulación, puede suponer un riesgo para la salud.

¿Si eres deportista y tienes colesterol, debes evitar el consumo del huevo?

Hasta ahora se pensaba que el huevo era un enemigo para las personas que sufren problemas de colesterol alto. Sin embargo, los últimos estudios concluyen que no afecta tanto la ingesta de alimentos que aportan colesterol como la cantidad y calidad de las grasas que se consuman en la dieta. Por tanto, el consumo moderado (2-3 a la semana) de huevos dentro de una dieta variada y equilibrada no afecta de forma significativa a los niveles de colesterol.

Written By

Soy Jessica Hierro. Diplomada en Nutrición Humana y Dietética y Tecnóloga de los alimentos. Formo parte del equipo de nutricionistas de la Clínica Alimmenta, en Barcelona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *