Carnitina, ejercicio físico y perdida de peso

carnitinaLa carnitina es un compuesto orgánico que se encuentra de forma natural en alimentos como la carne (especialmente en ternera y cordero), el pescado, los lácteos, el aguacate, el germen de trigo o la levadura de cerveza. Además nuestro organismo tiene capacidad de producirlo en el hígado, riñones y cerebro a partir de los aminoácidos lisina y metionina.

Durante el desarrollo del ejercicio físico la principal fuente de energía de nuestro organismo son los hidratos de carbono pero también puede hacer uso de las grasas y, si fuera necesario en determinadas situaciones de las proteínas. En caso de emplear las grasas como combustible, la carnitina se ocupa del transporte de los ácidos grasos para ser oxidados y obtener energía.

De ahí que mucha gente haga uso de productos con este componente para bajar de peso, al mismo tiempo que siguen una dieta hipocalórica y practican ejercicio físico. Pero, ¿qué dicen los estudios científicos a cerca de esto?

Sería lógico pensar que si al organismo le proporcionamos un aporte “extra” de carnitina el transporte de los ácidos grasos va a ser mayor y por tanto eso favorecerá la reducción de la grasa corporal. Pero la realidad es diferente. Hasta el momento no se ha encontrado evidencia científica suficiente que apoye la idea de que la carnitina actúa como quemador de grasa.

Por este motivo,  si necesitas bajar de peso te recomiendo que sigas un estilo de vida saludable que combine una alimentación variada y equilibrada, moderando el consumo de grasas y azúcares simples y práctica ejercicio físico de forma regular.

Donde sí se ha visto un efecto positivo con la suplementación de carnitina es en deportistas de resistencia que hacen ejercicios muy intensos y prolongados de más de 3 horas de duración de forma regular durante largo tiempo. En este caso se reduce el daño muscular que se produce tras el esfuerzo físico, minimiza el efecto negativo de los radicales libres producidos por el estrés físico y  favorece la regeneración muscular. Para lograr estos efectos se recomienda una dosis de 2-3 gramos al día repartidas en 3 dosis de igual cantidad durante varios meses.

Hay una matización importante a tener en cuenta y es que muchos de los productos que están a la venta contienen la forma DL-Carnitina como opción más barata. El problema es que es inactiva en humanos y puede ocasionar debilidad muscular. Por este motivo, es importante que el deportista se asegure de que el producto que toma tiene mínimo un 99% de L-Carnitina.

Written By

Soy Jessica Hierro. Diplomada en Nutrición Humana y Dietética y Tecnóloga de los alimentos. Formo parte del equipo de nutricionistas de la Clínica Alimmenta, en Barcelona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *