Castañas y boniatos, los protagonistas de la castañada

Castañas y boniatos

 

Con la festividad del 1 de noviembre, día de todos los santos, algunas comunidades autónomas de nuestro país como Galicia, Cantabria, Cataluña, Aragón o Asturias celebran la castañada. Una fiesta donde la protagonista es la castaña además de otros alimentos o productos como el boniato, los panellets o los huesos de santo. Nutricionalmente, ¿qué nos aportan las castañas o el boniato?

La castaña es un tipo de fruto seco pero nada tiene que ver en composición nutricional al resto de frutos secos (nueces, avellanas, almendras, anacardos…). Su aporte de energía es considerablemente menor, apenas 170 kcal por 100g frente al resto de frutos secos cuyo aporte medio es de entre 500 y 700 kcal por 100g. Esto se debe principalmente a que su contenido en grasas es muy bajo, un 2,7% (principalmente ácidos grasos poliinsaturados). Su nutriente mayoritario son los hidratos de carbono (36,6 g/100 g) y además es fuente de fibra. Aporta potasio, calcio, magnesio y fósforo y folatos.

Por su composición nutricional la castaña se puede incluir en la alimentación como fuente de hidratos de carbono. Desde este punto de vista si buscamos equivalencias encontramos que una patata pequeña (90g) es equivalente a 30 g pan o 40 g de castañas (5 unidades). Por tanto la incorporación de las castañas en tu alimentación, incluso siguiendo una dieta de pérdida de peso, no tiene por qué ser algo excepcional o un extra sino una opción más para cubrir tu aporte de carbohidratos. Lo más habitual es consumirla cruda o asada aunque también tomar en forma de puré o elaborar con ella deliciosos postres.

Por su parte el boniato es un tubérculo como la patata con un color anaranjado y  característico sabor dulce. El invierno es una buena época para disfrutar de su sabor y sus propiedades nutricionales. Aunque su aporte de energía es mayor al de la patata, principalmente por su contenido en azúcares, no es tan elevado como la mayoría de la gente piensa. De hecho una ración de 70 g de boniato es equivalente en contenido de hidratos de carbono y aporte de calorías a una patata de 100 g (con piel). Su contenido  en grasa es prácticamente despreciable y tiene un 4% de fibra, además es rico en potasio y fuente de betacarotenos.

Respecto a los dulces típicos de esta celebración como huesos de santo o panellets te recomiendo que seas moderada. En general son productos con una densidad energética elevada y debes tomarlos con moderación y en pequeña cantidad sin caer en los excesos que luego pasan factura en la báscula.

 

 

 

Written By

Soy Jessica Hierro. Diplomada en Nutrición Humana y Dietética y Tecnóloga de los alimentos. Formo parte del equipo de nutricionistas de la Clínica Alimmenta, en Barcelona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *