Cocina al vapor

cocina-al-vapor

¿Conoces la técnica de cocción al vapor? Te animo a que la descubras. Disfrutarás de los alimentos con todo su sabor y lo más importante, con una pérdida mínima de nutrientes durante su preparación. Aquí tienes 7 motivos por los que debes empezar a cocinar al vapor:

  1. MENOR PÉRDIDA DE NUTRIENTES

Es una técnica culinaria muy recomendable porque mantiene  muy bien los nutrientes presentes en el alimento. A diferencia de la cocción en agua donde parte de los nutrientes como minerales y vitaminas hidrosolubles pasan al agua de cocción, en este caso no existe contacto entre el agua y el alimento y eso minimiza dichas pérdidas.

  1. MEJOR SABOR Y TEXTURA

Los alimentos cocinados al vapor quedan con una textura muy agradable. Además mantiene el sabor propio del alimento con el consecuente ahorro de sal.
Si eres de las que te gusta tomar los alimentos al dente, el vapor es una buena opción para ello.

  1. PERMITE COCINAR VARIOS ALIMENTOS A LA VEZ

La cocción al vapor permite cocinar diferentes alimentos como verduras, patata, pescado o arroz al mismo tiempo. Si dispones de una vaporera con varios pisos, siempre debes poner los alimentos que tarden más en cocinar en la bandeja de abajo (la que está en contacto directo con el fuego) y en la bandeja de arriba aquellos que sean más tiernos y rápidos de cocinar.

  1. SENCILLO Y LIMPIO DE UTILIZAR

Para emplear la técnica de vapor tan solo necesitas una cazuela donde poner el agua a hervir y una vaporera que se adapte a la circunferencia de la cazuela. Mancha muy poco y no deja olor. Si evitas cocinar pescado en casa por el olor que queda en la cocina, te recomiendo que pruebes a prepararlo al vapor.

  1. COCINA SIN GRASA

Durante la cocción no necesitas añadir grasa a los alimentos. Una vez estén cocinados tú decides si le añades aceite en crudo, aderezos como especies, zumo de limón o salsa de soja o no poner nada y disfrutar del sabor natural del alimento.

  1. FÁCIL DIGESTIÓN

Los alimentos cocinados al vapor son fáciles de digerir sin ocasionar incómodas molestias de estómago.

  1. VARIEDAD DE VAPORERAS

Existen vaporeras de diferentes materiales (silicona, metálica, bambú). No recomiendo las vaporeras plegables que se recogen como si fuera una alcachofa. Son más incómodas de utilizar, el alimento tarda más en cocinarse y su capacidad es más limitada.

Written By

Soy Jessica Hierro. Diplomada en Nutrición Humana y Dietética y Tecnóloga de los alimentos. Formo parte del equipo de nutricionistas de la Clínica Alimmenta, en Barcelona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *