Da la bienvenida al verano

Alimentación en verano

Llegó el verano, y de la misma manera que hacemos el cambio de armario guardando los abrigos, bufandas y jerseys, toca hacer algo similar en nuestra alimentación. Con el verano y las altas temperaturas apetecen platos frescos y más desenfadados que además nos permitan disfrutar de los alimentos de temporada. Seguro que ahora mismo te viene a la mente un gazpacho fresquito, una ensalada o una dulce rodaja de sandía.

¿Cómo puedes hacer este cambio de armario en tu nevera y en tu mesa?

No es necesario que cambies tu rutina, ni tampoco comer más ni menos de tu cantidad habitual, aunque sí que es verdad que con el calor se suele tener menos apetito. Simplemente elige productos de temporada y técnicas de cocción menos elaboradas. En los próximos meses dispondrás de una  gran variedad de frutas y verduras que te harán disfrutar de variados sabores y texturas dando mucho color a tus platos.

En este resumen puedes ver de qué manera puedes hacer estos cambios de los que te hablo.

Del INVIERNO al VERANO

De sopas y cremas calientes a ensaladas y cremas frías

  • Con el tomate como ingrediente estrella puedes preparar gazpacho (receta tradicional, de sandía, manzana o fresa), salmorejo o zumo de tomate.
  • Incluye otras cremas frías como vichysoisse, crema de pepino o de melón

De cocidos de legumbres a ensaladas de legumbres

  • Quítate la idea de que las legumbres solo se toman en plato caliente de cuchara y descubre una deliciosa ensalada de lentejas o garbanzos con vegetales variados, frutos secos, semillas o cualquier otro ingrediente.
  • Legumbres en puré como el hummus es otra propuesta.
  • Comprar la legumbre cocida te simplificará el trabajo en la cocina
  • Una ensalada de legumbres puede ser un plato único aportándote todos los nutrientes necesarios. Ejemplo: Ensalada de brotes, garbanzos, tomate cherry, espaguetis de calabacín y zanahoria y dados de aguacate

De fruta entera, asada, cocida a fruta entera, zumos, licuados

  • Aunque la primera y mejor opción a la hora de consumir la fruta es entera y con piel, en esta época del año también apetece tomar un zumo o licuado combinando diferentes tipos de frutas además de hielo picado, leche o vegetales (apio, espinaca, zanahoria…).
  • Recuerda tomar productos de temporada. Ahora dispones de cereza, albaricoque, melocotón, ciruela, aguacate o melón entre otras frutas.

De guiso, horno a barbacoa, salteados y platos fríos

  • Con el calor apetecen platos fríos, salteados e incluso aprovechar el buen tiempo para preparar unas verduras, carne o pescado en la barbacoa.

De infusiones y bebidas  calientes a bebidas frías

  • Dejamos atrás bebidas calientes y damos paso a bebidas refrescantes que nos quiten la sed y refresquen sustituyendo el café con leche por café con hielo, infusiones calientes por frías, caldos vegetales por agua con rodajas de limón o menta además de zumos y licuados.

EL AGUA ES LA MEJOR MANERA DE HIDRATARTE.

MODERA EL CONSUMO DE BEBIDAS AZUCARADAS COMO REFRESCOS O ZUMOS.

De bollería, chocolate a helados

  • Todos estos productos tienen un alto contenido en grasas saturadas y azúcar. Por tanto debes consumirlos de forma esporádica y en cantidad moderada.
  • Si te animas tu misma puedes hacer helados caseros con fruta.

    

            

Written By

Soy Jessica Hierro. Diplomada en Nutrición Humana y Dietética y Tecnóloga de los alimentos. Formo parte del equipo de nutricionistas de la Clínica Alimmenta, en Barcelona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *