¡Empieza tu lucha contra la celulitis!

¿A cuántas les gustaría que desapareciera su celulitis? Es un problema que principalmente afecta a las mujeres, independientemente de su peso, y que en algunos casos puede llegar a ser dolorosa cuando hacemos presión sobre el tejido.

Pero, ¿qué es exactamente la celulitis y por qué afecta sobre todo a la mujer?

La celulitis aparece por una alteración del tejido subcutáneo provocando alteraciones en la silueta corporal de la mujer dando un aspecto comúnmente conocido como “piel de naranja”. Ocurre principalmente en los muslos, rodillas, glúteos y abdomen.

La celulitis afecta principalmente a la mujer debido, entre otros motivos, a que la grasa se almacena de forma diferente en el cuerpo femenino y masculino además de por causas hormonales. Esto hace que independientemente de que el hombre tenga exceso de grasa corporal no se vea estéticamente en forma de celulitis.

Celulitis y micronutrición
Fuente: Monografía celulitis y micronutrición

 

¿Cuáles son las posibles causas de la celulitis? Existen diferentes teorías sobre los motivos que provocan la aparición de la celulitis:

1. Diferencias en la anatomía del cuerpo de la mujer y el hombre

La grasa corporal almacenada se dispone de forma diferente en ambos sexos y por eso la mujer tiene más facilidad de tener celulitis.

2. Problemas en la circulación de la sangre

Las mujeres con problemas de mala circulación de la sangre y varices pueden tener más predisposición a la celulitis.

3. Algunos estudios también encuentran relación entre la celulitis y ciertos factores inflamatorios produciendo la aparición de edemas que es una acumulación de líquido en zonas como tobillos, pies y piernas.

4. La acción de hormonas como los estrógenos

De ahí que la mujer tenga más predisposición a la celulitis que el hombre. Además la celulitis aparece después de la pubertad y suele empeorar durante el embarazo, la menstruación, la lactancia y con tratamientos hormonales.

5. Alimentación

Una vez más la alimentación juega un papel importante. El tipo de alimentos que consumas, la proporción de grasa, hidratos de carbono y proteínas que tomes, el aporte de fibra o el consumo de sal son algunos motivos que pueden estar influyéndote.

6. Estilo de vida sedentario puede favorecer y empeorar el problema de la celulitis.

 

¡Mejora tu alimentación y tu estilo de vida!

Evita el sobrepeso

El sobrepeso es una acumulación excesiva de grasa corporal. Por tanto si te mantienes en un peso saludable, los depósitos de grasa disminuirán y la celulitis se reducirá.

Reduce el consumo de grasas y azúcares

Modera el consumo de grasas, especialmente las presentes en embutidos, bollería, carnes grasas, salsas comerciales, fritos y rebozados. Reduce también el consumo de azúcares presentes en refrescos, dulces, caramelos, helados, salsas comerciales, zumos envasados… Da preferencia a los productos integrales (pan, pasta, arroz….) frente a las harinas refinadas.

Es importante mantener la masa muscular. Para ello debes hacer ejercicio físico y consumir proteínas en cantidad suficiente a través del pescado, marisco, huevo, carne, legumbres y proteínas de origen vegetal. Puedes ayudarte con el método del plato para que tus comidas principales sean completas.

Incluye vegetales en todas las comidas principales

En comida y cena debes acostumbrarte a incluir una ración de vegetales en forma de cremas, verdura cocida, plancha o vapor, gazpacho, ensalada…Vitaminas como la C o el ácido fólico puede mejorar la circulación sanguínea.

Limita la sal

Modera el uso de la sal, tanto la que añades al cocinar, como la que te aportan los alimentos congelados, conservas, platos precocinados, embutidos o snacks.

Bebe 1,5-2 litros de agua al día. Te mantendrás bien hidratada favoreciendo que tu organismo trabaje correctamente y no sufras retención de líquidos ni estreñimiento.

¡Muévete! Empieza por lo básico como caminar cada día, subir y bajar siempre por las escaleras o desplazarte en bici, y si además vas al gimnasio, ¡genial!

Duerme y descansa. Debes asegurarte un descanso de calidad mínimo de 7 u 8 horas para que tu cuerpo se encuentre en perfectas condiciones cada día.

Incluye alimentos que te aporten Omega 3

Los ácidos grasos Omega 3 presentes principalmente en el pescado azul (salmón, sardinas…) además de los frutos secos como las nueces y aceites vegetales y semillas tienen propiedades antiinflamatorias.

Written By

Soy Jessica Hierro. Diplomada en Nutrición Humana y Dietética y Tecnóloga de los alimentos. Formo parte del equipo de nutricionistas de la Clínica Alimmenta, en Barcelona.

2 Comments

  • Pues sí Isabella, un estilo de vida saludable hace que te sientas y estés mejor por dentro y por fuera. Ánimo a todo el mundo a que cuide su alimentación y practique ejercicio físico con regularidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *