El estreñimiento y la falta de ejercicio

estreñirSon muchas las mujeres que sufren de estreñimiento, y muchas también las que no saben como solucionarlo. Lo primero es explicar qué es, y las causas que lo producen y después vemos qué podemos hacer con ello. Pues bien, el estreñimiento es la dificultad para evacuar. Se considera que una persona sufre estreñimiento cuando hace menos de tres deposiciones a la semana.

Las causas del estreñimiento pueden ser: entre falta de ejercicio físico,  aporte escaso de fibra en la dieta, poca hidratación, estar tomando determinados fármacos, alteraciones en la rutina diaria (viajes, horarios…) o situaciones extraordinarias como el embarazo o la menopausia. Hoy en día son muchas las personas porque cada vez más se tiende a la vida sedentaria. Tenemos muchas comodidades a nuestro alcance y nos falta tiempo. 

En muchas ocasiones, se busca en los laxantes una solución “rápida” que les ayude a evacuar y aliviar las molestias. Pero usar este tipo de productos de forma regular puede tener efectos negativos en nuestro organismo, además de no ser la solución al problema.

Te recomiendo que vayas por pasos y valores si realmente estás haciendo las cosas bien, o si podrías mejorar ciertos hábitos. Para ello sigue estas recomendaciones:

– Vida Activa: Camina mínimo 30-60 minutos al día. Evita el uso de ascensores o escaleras mecánicas, el coche o el transporte público para tus desplazamientos (si puedes evitarlo, claro). Dedica parte de tu tiempo libre a caminar por la montaña, salir a correr o, con el asesoramiento de un especialista, realizar gimnasia abdominal hipopresiva.

– Sigue horarios regulares de comida.

– Bebe 1,5-2 litros de agua al día. Puedes tomar infusiones, caldos vegetales, zumos de frutas… Modera el consumo de té ya que puede favorecer el estreñimiento.

– Asegúrate de que en tu alimentación diaria incluya 2-3 raciones de fruta (lavada y con piel), además de verduras y hortalizas.

– Elige pasta, arroz o pan integral, en vez de blanco.

– Evita alimentos astringentes como el arroz, el plátano o la manzana y potencia el consumo de alimentos que te pueden ayudar a mejorar el tránsito intestinal como las espinacas, escarola, berenjena, naranja, alcachofas o endibias.

– Para favorecer el movimiento del intestino recomiendo que tomes por la mañana en ayunas un vaso de agua tibia o una infusión caliente junto con una fruta tipo kiwi, ciruela o naranja.

– Productos como las semillas de lino o el salvado de trigo pueden suponer un aporte extra de fibra en tu alimentación. Si decides tomarlo es importante que cumplas con la ingesta de líquidos recomendada ya que de lo contrario se puede formar un tapón y empeorar.

Es importante que sigas estos consejos de manera constante y sin perder la paciencia. Si eres una persona que tomas laxantes con mucha regularidad, redúcelos poco a poco hasta eliminarlos por completo al mismo tiempo que mantienes lo aprendido.

 

Written By

Soy Jessica Hierro. Diplomada en Nutrición Humana y Dietética y Tecnóloga de los alimentos. Formo parte del equipo de nutricionistas de la Clínica Alimmenta, en Barcelona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *