La moda en la alimentación

En la alimentación como en la moda también existen las tendencias. Vamos pasando por diferentes temporadas en las que se ensalzan las propiedades saludables y  beneficiosas de determinados alimentos. Son tan maravillosos, o eso es lo que nos transmiten, que gracias a su consumo estaremos en la eterna y saludable juventud. Fuera estreñimiento, colesterol, sobrepeso…

Hemos pasado por el furor por las bayas de goji, el salvado de avena, el café verde, la soja, la stevia, el agua de coco y un sinfín de productos. Pero yo me pregunto, si son tan buenos y tienen tantos beneficios ¿por qué no mantenemos su consumo durante toda nuestra vida? Pues muy sencillo, porque el consumidor es arrastrado por este tipo de tendencias. Es una víctima de la moda en la alimentación y además hay que tener en cuenta que muchas, por no decir, todas estas propiedades beneficiosas que se atribuyen carecen de un respaldo científico.

Pienso que las tendencias existen y seguirán existiendo siempre que eso suponga un beneficio económico. De hecho actualmente existe mucho interés por alimentos como:

Kale

kale

Kale, es la conocida de siempre como col rizada. Se ha popularizado mucho convirtiéndose en el vegetal de moda. Pertenece a la misma familia que la coliflor o el brócoli. Tiene un bajo contenido en calorías (50 Kcal/100g), mínimo aporte de grasa y un alto aporte de fibra, pero esto no es nada nuevo si tenemos en cuenta que es una verdura.  Aporta vitamina A, C y K y minerales como el calcio, hierro y potasio. Se puede consumir en forma de licuado combinada con otras hortalizas o frutas, en ensalada o cocinar al vapor o salteada.

Sirope de ágave

sirope-de-agave

El sirope de agave o miel de agave se extrae del agave,  planta perteneciente a la familia de las Amarilidáceas y de cuyo tronco se obtiene este líquido azucarado. En su composición se encuentra principalmente la fructosa como azúcar mayoritario y en mejor proporción la glucosa. Tiene un gran poder endulzante. Lo que parece ser una ventaja del sirope de agave es su bajo índice glucémico lo cual puede ser interesante para las personas diabéticas.

Azúcar de coco

Se obtiene de la savia del árbol del coco y por calentamiento se evapora la mayor parte del agua consiguiendo así el azúcar de coco.  Su sabor es similar al azúcar moreno. Si valoramos su composición, éste azúcar está formado principalmente por glucosa además de una pequeña cantidad de fructosa lo que hace que  su índice glucémico sea menor. Esto que puede ser una ventaja para las personas diabéticas, pero como dice la Asociación Americana de Diabetes en este artículo, sin hacer distinciones en su uso respecto al azúcar común.

Aporta minerales como el zinc o el hierro e inulina (fibra). A pesar de que puede parecer un azúcar muy saludable, no hay que olvidar que el azúcar lo empleamos para endulzar y no como fuente de vitaminas y minerales. Además según las últimas recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el azúcar añadido no debe superar el 10% de la ingesta de calorías totales en el día.

Tags from the story
, , ,
Written By

Soy Jessica Hierro. Diplomada en Nutrición Humana y Dietética y Tecnóloga de los alimentos. Formo parte del equipo de nutricionistas de la Clínica Alimmenta, en Barcelona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *