Los 5 errores más habituales del deportista con su alimentación

Los 5 errores que comenten los deportistas con la alimentación

En el post de hoy, analizaremos los errores más habituales de deportista con su alimentación:

  1. Entrenar en ayunas

¿Entrenar en ayunas es un error? No lo es si se hace con un objetivo que lo justifique y de tal forma que esté supervisado por un nutricionista deportivo y combinado con un entrenamiento adecuado. Entrenar en ayunas no significa no comer. Es un pensamiento generalizado, y tampoco sirve con el fin de perder peso. Hasta el día de hoy la evidencia científica dice que esta estrategia no sirve para adelgazar.

Entrenar en ayunas significa salir a entrenar con una baja disponibilidad de glucógeno.  Para ello se limitan los alimentos ricos en hidratos de carbono (pan, fruta, mermelada, arroz…) pero sí puedes elegir otros alimentos como huevo, frutos secos, aguacate o lácteo tipo queso fresco o yogur,  con lo cual antes de entrenar en ayunas sí puedes comer pero debes elegir el qué.

  1. Fuera hidratos de carbono cuando quiero perder peso

Esto sí es un error. Perder peso no significa tener que renunciar a consumir hidratos de carbono. Si suprimes este nutriente de tu dieta o lo consumes en una cantidad excesivamente baja, estarás haciendo que TU RENDIMIENTO DEPORTIVO EMPEORE porque tendrás más  dificultad para recuperarte después de un entrenamiento, la calidad de los entrenamientos disminuirá, puedes favorecer la pérdida de masa muscular y comprometerás tu sistema inmunitario. ¿Vale la pena exponerte a todo esto?

¿Qué sería lo correcto? Elegir preferentemente cereales integrales (pasta, arroz, pan…), adecuar la cantidad diaria de hidratos de carbono necesarios según tu entrenamiento y elegir el momento en que lo debes consumir.

  1. Uso indiscriminado de suplementos deportivos

Antes de comprarte cualquier suplemento deportivo, bien sea bebida deportiva, recuperador, batido de proteína, geles, barritas…. Pregúntate para qué lo vas a tomar. Existen productos que están muy bien formulados y que bien planificados puedes ser un punto a favor en el rendimiento del deportista, pero como siempre digo, más no es mejor. No tengas la mala costumbre de tomar sin saber, simplemente porque a otra persona le funciona ya que cada uno tenemos unas necesidades y unos objetivos diferentes.

  1. Excesivo interés por las proteínas

La proteína es un nutriente más dentro de la alimentación pero no es el único ni el más importante. Aunque tus necesidades como deportista puedan ser mayores que las de la población general, eso no quiere decir que tengas que tomar un suplemento de proteínas. Seguramente con el consumo habitual de alimentos que son fuente de proteína (carne, pescado, huevo, legumbres, frutos secos, lácteos, soja y derivados…) dentro de una alimentación equilibrada y completa ya estás cubriendo tus necesidades. Además en el caso de la proteína no es tan importante el cuanto como el cuando para limitar el catabolismo (la degradación proteica) y favorecer una óptima y pronta recuperación muscular.

  1. Como hago deporte, como lo que quiero

Es un pensamiento muy común y más ahora con la gran cantidad de dispositivos que te permiten saber tu consumo de calorías en cada entrenamiento. “Como he quemado 800 Kcal hoy comeré…”. Pero este razonamiento es muy superficial ya que aquí entra en juego lo que se conoce como el “entrenamiento invisible”. La calidad de tu alimentación puede repercutir para bien o para mal en tus objetivos deportivos, y con mayor motivo si necesitas ajustar tu peso y composición corporal.

 

 

Written By

Soy Jessica Hierro. Diplomada en Nutrición Humana y Dietética y Tecnóloga de los alimentos. Formo parte del equipo de nutricionistas de la Clínica Alimmenta, en Barcelona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *