El mundo de las bebidas vegetales

 

Bebidas vegetales

Cada vez son más las personas que deciden incluir las bebidas vegetales en su alimentación. Conocidas con el término erróneo de “leches vegetales”, las bebidas vegetales son extractos líquidos elaborados principalmente con cereales, legumbres o frutos secos. Las más conocidas son las bebidas de arroz, avena, soja o almendras aunque cada vez existe una variedad más amplia.

Cuando nos referimos al término “leche” la legislación alimentaria habla de “la secreción mamaria normal de animales lecheros obtenida mediante uno o más ordeños”. Por tanto  no debemos hablar de “leche vegetal” sino “bebida vegetal” salvo en el caso de las almendras que sí se puede nombrar como “leche de almendras”. Aunque esta aclaración no tiene mayor importancia, salvo que nos permite hablar con propiedad, desde mi punto de vista nos lleva a pensar en leche y todo lo que eso implica (sabor, propiedades nutricionales…) cuando realmente no tiene nada que ver.

Como alternativa a la leche, por motivos de salud (intolerancia a la lactosa), por su sabor, por recomendación de otra persona o por pensar que es un producto saludable son algunos de los motivos que pueden llevar a su consumo.

Como se suele decir, las comparaciones no son buenas y en el caso de comparar la leche con las bebidas vegetales ocurre igual. ¿Es mejor la bebida de soja, arroz, almendras… que la leche? La respuesta es sencilla, ni mejor ni peor, diferente. Por su procedencia, su obtención, propiedades organolépticas (sabor, textura, olor, color) y por sus propiedades nutricionales no tiene sentido hacer una comparación. Es como si valorásemos si el tofu es mejor que el pollo. Por el hecho de que el tofu pueda ser un sustituto de la proteína animal, en este caso el pollo, no quiere decir que sea mejor ni peor.

Las bebidas vegetales pueden ser una alternativa interesante para personas que no pueden tomar leche por algún motivo de intolerancia o alergia. Según la bebida elegida  sus cualidades de sabor, textura y aporte de nutrientes varía.

  • Bebida de soja: es la más parecida a la leche de vaca en cuanto a su contenido y calidad en proteínas. Cuantitativamente el aporte de grasas es similar a la leche semidesnatada pero no cualitativamente ya que son grasas de origen vegetal exentas de colesterol. En ocasiones esta bebida resulta pesada para digerir, motivo por el que algunas personas no la consumen.

Existen variedades de bebida de soja como la “ligera” que tiene un contenido en grasa menor principalmente porque la cantidad de soja con la que se elabora es menor, con chocolate la cual no es recomendable ya que tiene una cantidad de azúcar muy elevada, o con aroma a almendras o avellanas que no significa que contengan estos alimentos entre sus ingredientes sino que se les añade como aditivo “aroma de…”.

  • Bebida de avena: su contenido en grasa es menor a la bebida de soja. Resulta de fácil digestión y tiene un sabor agradable lo que hace que muchos consumidores se decanten por ella.
  • Bebida de arroz: tiene un bajo contenido en grasa pero un aporte de carbohidratos considerablemente mayor que otras bebidas vegetales lo que le aporta un característico sabor dulce. Es una buena opción cuando hay problemas digestivos o episodios de diarreas ya que no causa molestias y se asimila bien.
  • Bebida de almendras: aporta más energía que el resto. Su contenido en grasa es mayor, en forma de ácidos grasos insaturados, dando más cuerpo a la bebida vegetal.

Consejos y resumen

  • El aporte nutricional de las bebidas vegetales no siempre es el mismo, depende de la proporción de cereal, legumbre o fruto seco que lleve además del resto de ingredientes.
  • Elige bebidas vegetales sin azúcares añadidos. Para ello debes mirar el listado de ingredientes descartando aquellas que contengan azúcar, sacarosa, fructosas, miel, o siropes de… o jarabes de…
  • Una buena opción es elegir bebidas vegetales enriquecidas en calcio. Verás si están o no enriquecidas leyendo el listado de ingredientes. Las bebidas vegetales enriquecidas en vitamina B12 pueden ser una buena opción para personas que siguen una alimentación vegetariana o vegana, salvo que se suplementen en cuyo caso no sería necesario.
  • Evita las bebidas vegetales con chocolate. Tienen mucho azúcar y no son productos nutricionalmente saludables ni recomendables.
  • Las bebidas vegetales no tienen por qué ser un producto saludable por el simple hecho de ser un producto de origen vegetal. No tienen más que revisar el listado de ingredientes de algunos de ellos para darte cuenta de que no es así.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *