Alimentos amargos ¿Te atreves con ellos?

Los alimentos amargos tienen una serie de propiedades beneficiosas para nuestro cuerpo, así que debemos de aprovecharlos. Sin embargo, los humanos con el paso del tiempo hemos ido sustituyendo en nuestra alimentación los sabores amargos por sabores más dulces derivados de los hidratos de carbono o azucares simples.

Pero, ¿ya sabes cuáles son los alimentos amargos? Los más comunes son la gran mayoría de hortalizas verdes (como la lechuga, las endivias, la recula, el  pepino, el calabacín, los espárragos, las alcachofas y las acelgas entre otros) y también hierbas medicinales como la valeriana.

alimentos amargos
Alimentos amargos

¿Por qué nos ayudan los alimentos amargos? Los alimentos amargos favorecen la digestión ya que estimulan la gastrina y con ella los ácidos biliares y los jugos gástricos activando la digestión y el movimiento intestinal, por lo que, por ejemplo, son muy recomendables para personas que sufran digestiones pesadas, acidez o flatulencias.

Los alimentos amargos también ayudan a metabolizar las vitaminas liposolubles A, E, D y K, lo que implica un mejor aprovechamiento de los nutrientes, haciendo que el organismo se sienta mejor y mucho más vital.

No sólo eso, además poseen sustancias químicas que son protectoras naturales de las enfermedades cardíacas y que permiten retrasar el envejecimiento. Con todas las ventajas que ofrecen… ¡Debes incluirlos en tu dieta sí o sí!

Entonces, ¿te he convencido para aumentar el consumo de alimentos amargos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *