Qué es y para qué sirve la dieta macrobiótica

macrobiotica

La palabra “macrobiótica” proviene de la asociación de dos palabras griegas realizada por Oshawa (filósofo oriental de principios del siglo XX) y su escuela para distinguir un régimen cerealista: ‘Macro’ igual a grande o largo, y ‘Bios’ igual a vida.

Hufeland, un médico alemán del siglo XIX, utilizó este mismo término para designar el modo de vivir mucho tiempo por medio del régimen alimenticio y unas reglas de higiene general. No es por tanto algo nuevo, aunque muchos defensores lo crean así: sólo se han incorporado principios de la filosofía Zen-Budista.

Las caracteristicas que rigen la dieta macrobiótica son:

  • Suprimir los alimentos industriales: azúcar, conservas…..
  • Cocinar los alimentos con aceite vegetal o agua, en recipientes de barro cocido, pyrex o de hierro esmaltado, salar con sal marina no refinada.
  • Abstenerse de frutas y verduras cultivadas o tratadas con abonos químicos.
  • Evitar los alimentos procedentes de los países alejados.
  • Comer preferentemente las verduras de cada estación.
  • Evitar las hortalizas Yin, como patatas, berenjenas y tomates y las especias. .
  • Está prohibido el café; sólo se admite beber té de China natural y té japonés.
  • Se recomiendan los cereales: arroz completo, trigo, centeno, maíz, cebada, mijo, cocidos o crudos, hervidos o salteados, al horno o a la crema .
    – Es muy importante cómo masticas. Hay que masticar cada bocado por lo menos 50 veces.
  • Se debe evitar el consumo de líquidos.

El sistema macrobiótico preconizado por Oshawa consiste en una serie de diez dietas que van de menos tres a más siete. Las cinco primeras (-3 a +2) incluyen cantidades decrecientes de alimentos de origen animal. Las dietas restantes (+3 a +7) son exclusivamente vegetarianas y contienen cantidades crecientes de granos de cereales, hasta llegar a la dieta siete compuesta únicamente de grano de cereal triturado.

Si se realiza una dieta exclusivamente de cereales, esta será completamente desequilibrada ya que su consumo podria producir insuficiencia proteica en calidad (los cereales son bajos en el aminoácido lisina) y carencia de hierro, calcio, vitaminas A, D, B12, caroteno, vitamina C. Por otro lado, la reducción del agua de bebida para todas las dietas constituye un peligro que se manifiesta por deshidratación e insuficiencia renal.

Por ello desde el punto de vista médico, yo os recomiendo asesoramiento y evitar las dietas más extremas (-2, +7)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *