SAN DIEGO TRIP

san diego running viaje usa

Buenísimos días. Ya todos de vuelta. Hoy espero contagiaros la buena onda y energía que me traje de mi corto viaje a California, y es que volver allí, es como estar en casa. Primera parte de mi Viaje a San Diego, consejos de viaje, cosas que hacer allí… 🙂

Parece mentira pero ya ha pasado casi una semana desde que regresé de ese corto descanso vacacional que llevaba meses necesitando. Me vine con tan buenísimas sensaciones, tranquilidad y paz, que he dejado pasar unos días hasta volver a coger el ritmo, sin prisas y atendiendo  cada una de las mil tareas que estaban pendientes.

En el mes de Enero, una de las chicas que forman el equipo de la marca Betty Designs, me invitó a ir a San Diego a un training camp junto con otras muchas chicas. La idea era más que tentadora. Los que me conocen bien, saben que California para mí, es como un hogar. Es de los pocos lugares en los que me siento feliz plenamente, y disfruto de cada segundo de mi vida allí.

Era la tercera vez que visitaba San Diego, si bien las dos anteriores fueron muy cortitas. Una de ellas fui para celebrar la fiesta nacional norteamericana, el 4 de Julio, durante el casi año que viví en San Francisco.

California, como me comentaba uno de los profesores más veteranos de la Universidad de Berkeley, es un lugar distinto, al que muchos norteamericanos van para pasar el resto de su vida una vez jubilados; al mismo tiempo, fruto de la historia colonial, (en su momento España asentó en toda la costa numerosas poblaciones), que es un lugar multicultural.

No soy capaz de describir con palabras la de emociones y sensaciones que me despiertan estos lugares cuando estoy allí. Me hace feliz, así sin más; una felicidad plena, disfrute constante de la vida y empaparme de cada una de las cosas y personas.

Los que me seguís por Instagram, pudisteis ver la de cosas que os contaba y compartía en los “stories”. Espero haberos hecho un poquito partícipes de este maravilloso viaje 🙂

No quiero extenderme en contaros todas y cada una de las mil cosas que hice, pero sí daros algunas reseñas, sobre todo quienes queráis cruzar el charco y visitar la Baja California.

San Diego es una ciudad muy dinámica, abierta y cosmopolita al mismo tiempo que acogedora. Al haber varias universidades, hay mucha gente joven, y la vida cultural y nocturna es fantástica. Siempre hay algún plan, exposición, obra, concierto, festivales,  a los que ir, y normalmente son gratuitos; ellos son así. Hay mucha vida, tanto de día como de noche, y es que el clima mediterráneo acompaña.

Sus atardeceres de luz color rosa azulado son espectaculares.

Está a pocos kilómetros de la frontera con México, por lo que en coche o en tren puedes hacerte una escapada de un día a tierras mejicanas sin ningún problema.

Por otro lado, en San Diego está una de las mayores bases militares navales de todo EEUU, de hecho hay un par de exposiciones en un porta aviones, así como un museo naval. De hecho, uno de los días que salí en bici, parte del recorrido lo hicimos por la Zona Militar de Peddleton, en Oceanside, y desde luego fue una maravilla. Además una zona de tráfico cerrado, por lo que no hay problema. Eso sí, has de llevar tu DNI para la entrada.

Y qué os puedo decir de su gente, que son puro amor allá donde vayas.

Si algo me tiene enganchada a California es la hospitalidad, educación y amabilidad de sus habitantes. Da igual dónde y cómo vayas que siempre tienen un “Hello!, Have a good day” , y una sonrisa para ti. Esos gestos te llenan de alegría para toda la jornada. Te ayudan de forma totalmente altruista y te abren las puertas de su hogar para que compartas con ellos experiencias… Otra cosa que me maravilla es su civismo y cuidado por el mobiliario y zonas públicas urbanas. Allí verdaderamente todo es de todos y lo cuidan al máximo como tal, y eso es algo que en nuestro país no ocurre, lo cual me entristece bastante.

Hay infinidad de lugares maravillosos que visitar, y parques naturales inmensos que descubrir en California, por lo que una de las mejores alternativas si vais  a pasar unas vacaciones y queréis conocer diferentes ciudades, es recorrerla en coche, sobre todo por la clásica ruta 101 de la costa. Por supuesto no es autopista, y lleva mucho más tiempo,  pero los parajes y lugares  que descubres son realmente impresionantes.

El caso es que la propuesta de pasar 3 días con otras chicas con las mismas inquietudes, y poder volver a Cali, fueron la excusa perfecta para, después de 7 meses sin descanso, darme un pequeño homenaje.

Os invito a que descubráis, siempre que podáis, el estado de California. Su extensión es mayor que la de nuestro país, por eso hay que seleccionar previamente qué zonas visitar.

Si tenéis cualquier duda o pregunta, escribidme y os ayudo en lo que pueda. Vivir en San Francisco dio para mucho.

Algunas recomendaciones y consejos si viajáis a San Diego.

VUELOS:

No existe vuelo directo Madrid o Barcelona a ninguna ciudad de California salvo a Los Ángeles, por lo que es más barato sacar vuelo directo a Los Ángeles y desde allí, puedes moverte en coche de alquiler o bien en tren. En caso contrario, suele hacerse una escala, a veces 2 (como me ocurrió a la vuelta).

Puedes encontrar vuelos de ida y vuelta a Los Ángeles por una media de 450 € (no a´si en los meses de verano). Vuelos MD/BCN a San Diego o San Francisco por 700 € aproximadamente, dependiendo un poco de la época del año.

San Diego está a unos 179 km de Los Ángeles. También puedes coger el tren que va por la costa, AMTRAK, tarda aproximadamente 2 horas pero es muy cómodo y las vista de toda la costa e inmensas playas merecen la pena, y no cuesta más de 20 $.

ALOJAMIENTO

Esta vez, pasaría una noche en San Diego, la de mi llegada, y busqué un hotel cerca del aeropuerto y cerca del puerto, para poder pasear por la costa sin tener que desplazarme demasiado. El interior del hotel es luminoso, habitaciones muy amplias con cocina, patio inerior, y por supuesto Wifi gratutita 🙂

Si vas con amigos o pareja, hay muchísimas opciones en Air B & B, y como os comentaba, la gente de allí te trata como si fueses de la familia.

COSAS QUE VER:

Dependerá de los días que vayas a pasar en la ciudad, pero los lugares más visitados y bellos son el “ Balboa Park”, el famoso Zoo que es inmenso y con muchísima variedad de especies, el centro de la ciudad “ Down Town”,  a mí particularmente me gusta mucho la zona de “Little Italy” por sus ofertas culturales y gastronómicas.

La segunda vez que fui, con mis compañeros de Berkeley, visitamos la Isla de Coronado. En ella está ubicada parte de la Armada, y en la zona norte, conocida como North Island, sigue operando la Estación Aérea Naval de North Island (NASNI). Esta zona es también muy conocida por que es área de entrenamiento de los SEALs de la Armada.

Pero lo digno de ver es el lujosos resort del “Hotel Coronado”, en el que se han rodado varias películas y es precioso, con un aire colonial que invita desde luego a quedarse.

Otra zona muy dinámica y con infinidad de restaurantes y tiendas es Pacific Beach, tal y como vemos en las películas: surfistas, skaters, gente corriendo o haciendo deporte en la arena. Una de las cosas que más me gustan de la costa californiana son sus casas. Son todas diferentes pero a cada cual más bonita, de colores cálidos con amplísimos ventanales para que pase la luz. Igual que en las pelis, sin exagerar lo más mínimo.

Otras playas y zonas por las que pasear y conocer, son las playas que van desde San Diego hacia el Norte, a pocos kilómetros y con una oferta de actividades muy grande, sobre todo de surf y yoga: Del Mar, La Joya, Mission Bay Park, Point Loma, Solana Beach, Cardiff by the Sea, Carlsband, Encinitas y Oceanside.

ACTIVIDADES-DEPORTE

Todo el que quieras y más, la ciudad, el clima, y ele stilo de vida activo invitan a ello.

Tuve la oportunidad de recorrer 12 kilómetros la primera mañana, por una vía para corredores y ciclistas que recorrer toda la costa. No os imagináis la de gente que me crucé corriendo; unos iban caminando, otros con los carritos de los niños, personas de todas las edades. ¿Acaso no es vida?. Y encima con un solazo espectacular.

En las playas que os comentaba, son muy conocidas por los surfistas y además para todos los niveles en la mayoría de ellas. Pero también puedes recorrerlas en el carril bici; no os imagináis la de grupos de ciclistas con los que nos cruzamos los días que estuve en el “Training Camp”.

¿Te gusta escalar o quieres iniciarte en esta actividad?

El centro Mesa Rim Cimbing and Fitness Center , cuenta con 3 localizaciones diferentes y las instalaciones son el paraíso para los escaladores: infinidad de paredes de diferentes alturas, dificultados, cambio de rutas semanales, y además ofrecen tanto sesiones de Yoga como sesiones de entrenamiento funcional e interválicos. Lo visité el día antes de venirme, aunque en mi caso fui a recibir una sesión de Yoga.

Os aseguro que me quedé alucinada de la dimensión del centro y de la de posibilidades y gente que había entrenado.

Os dejo el enlace del site arriba para que veáis las diferentes localizaciones del área de San Diego.

 

Para los triatletas y ciclistas, ya sabéis que San Diego es cuna de muchos de los grandes triatletas de todos los tiempos, por lo que es muy común ver a muchos entrenando. De hecho, justo en por las fechas de finales del mes de Marzo, se celebra el IRONMAN 70.3 OCEANSIDE. Las inscripciones se agotan prácticamente en un día (suelen abrirse a mediados del mes de agosto). De hecho, el pasado verano estuve planeando poder participar, pero cuando me quise dar cuenta, habían colgado, en cuestión de dos días, el cartel de “ Sold out”. De manera que tendrá que ser para el próximo año, digo yo.

En todo caso, tuve ocasión de acudir a la tienda especializada de ciclismo y triatlón NYTRO, fundada en 1992. Alquilé allí la bici para poder rodar esos días, y el “bike fitting” que te realizan es exahustivo, vamos, que vas en la bici como si fuese tuya.

La tienda es una especie de museo también, con innumerables fotos de ciclistas y triatletas de los años 80 y 90, y el dueño, me enseñó otras muchísimas fotos más de grandes triatletas ganadores del Ironamn de Hawaii…estaba alucinando. Me vio tan emocionada que me dio 3 posters firmados de Chrissie Wellington (4 veces ganadora del IM Hawaii) y Mirinda Carfrae. Como una niña con zapatos nuevos estaba.

Sí os digo que el coste de alquiler es más elevado que en España, si bien es cierto que el trato, la calidad de las bicis y el fitting que te hacen, no lo he visto yo en nuestras tierras. (Aproximadamente 48 €/día).

La tienda se encuentra en Encinitas, muy cerca de la playa y fácil de encontrar, ya que está ubicada en la calle principal.

Además de estar en San Diego, pasé dos días en casa de Erin (una de las organizadoras del camp) en Long Beach, en el área de Los Ángeles, y qué puedo decir?. Que fue alucinante, pues esos días aproveché a visitar varios centros de fitness de la zona y recibir diferentes clases colectivas.

Uno de los centros, situados justo frente al mar, recientemente abierto, se llama OLYMPYX, y aunque no es excesivamente grande, cuenta con el último equipamiento en la sala de fitness, además de ofrecer infinidad de clases. Doy fe, que fui a dos de ellas a las 6 :00 am, que allí la vida comienza demasiado temprano.

Tiene una pequeña cafetería que solo ofrece productos 100% naturales, bowls de acaí, y batidos natrales con proteínas, además de servir café. Unas mesitas situadas fuera, frente al mar, donde hacer una pausa entre sesión y sesión.

Lo que más me gustó del centro, fue la terraza en la que disponen de materiales para poder entrenar al aire libre, una barra de ballet y una pequeña jaula para entrenar. Para quedarse allí vamos.

Justo al lado, está la piscina de la zona, de 50 metros, con agua climatizada a 24 grados: Belmont PLaza Olympic Pool. Cambian la longitud de las calles cada día, alternando la de 50 metros, con una división de la piscina para aumentar las calles pero éstas de 25 metros. Un lujazo, la verdad.

Os aseguro que nadar a las 6:30 am, con el agua calentita mientras amanece, es una gozada.

El precio de la entrada es bastante asequible: 4 $/pase de día.

La playa cuenta con una carril amplio para correr (puedes llegar incluso a Los Ángeles), ir en bici, caminar, y hasta mamás con patines llevando el carrito de los niños.

Todos los días a la s11:30, ofrecen clases gratuitas de Yoga en la playa. Desde luego no hay excusa para quedarse tumbado.

¿QUÉ COMER?

Si hay una cosa cierta, es que la cocina americana, o al menos el modelo de nutrición es muy variopinto. Viví allí y os aseguro que todo es de dimensiones enormes, tanto las raciones de los restaurantes como los tamaños de los productos que se compran en el súper mercado. Es todo mucho mayor, por lo que si te descuidas, puedes aumentar mucho la cantidad diaria que sueles tomar, desde una lata de refresco hasta una ensalada.

Con todos los americanos con los que he convivido, sí observo que descuidan, en líneas generales, mucho su alimentación. Consumen muchos productos con alto contenido en azúcares añadidos, toman salsas con todo, y de todo tipo. También suelen mezclar productos y sabores muy diferentes, y de ahí la enorme variedad de productos que existen en los supermercados. En este sentido, tienen menos rigor a la hora de establecer las horas de comidas, y consumen muchos productos “To Go”, para comer sobre la marcha. Algo que desde luego no es nada saludable.

Sin embargo, sí se puede comer bien, o al menos elegir productos y alimentos más saludables. Por otro lado, la oferta de restaurantes es tan amplia, que siempre se pueden elegir platos con menor índice calórico o con más verduras. En mi caso, estos días optaba por comer ensaladas verdes con salmón, o bien con pollo a la plancha, filetes de pollo a la plancha con alguna guarnición, y realizar desayunos más potentes.

Al ponerme en marcha tan temprano, apenas tomaba un café y desayunaba bien pasada la primera hora y media de actividad: huevos revueltos con jamón, tortilla de espinacas, con café y/o té, y una tortita.

Tanto en Long Beach como en la zona de Encinitas, la variedad de restaurantes es amplísima y encuentras desde el típico grill americano, hasta restaurantes griegos, pasando por restaurantes de comida oriental, mediterránea… Además, hay mercadillos de frutas y verduras orgánicas.

Si te organizas puedes comer perfectamente, y encontrando prácticamente de todo a lo que estamos habituados aquí. (Menos el café largo con leche en vaso de caña…eso lo he llevado siempre fatal).

Una recomendación, que me hicieron varios locales, en la zona de San Diego, en Pacific Beach, es una taquería mejicana. (Jamás antes había comido un taco), en la que ofrecen tacos de marisco y pescado, muy típicos de la Baja California y la costa mejicana. Es sitio es pequeño, pero no os imagináis que colas se forman para comer ahí. Está regentado por mejicanos, amabilísimos, y preparan tu comida en el momento, nada de comida pre- cocinada..por eso se tarda un poquito en servir.

Desde luego, esas recomendaciones por algo serían, pero por mi parte, repetí porque estaba delicioso. Mi amiga mejicana Iliana dio el visto bueno.

Tomad nota: OSCAR´S en Pacific beach. 

En la ciudad, así como en las zonas a lo largo de la costa, hay infinidad de cafés con terracitas interiores que invitan a la desconexión, a sentarte a leer mientras disfrutas del sol, restaurantes más íntimos y acogedores cerca del mar, pero eso es mejor descubrirlos caminando por la ciudad, costa.

Bueno, por hoy, os dejo con estas pequeñas notas de viaje, pero el próximo día os cuento en detalle y con vídeo, cómo fueron esos días del “Training Camp” con el resto de chicas.

Hasta entonces, os pido un poquito de paciencia. Con el cambio de web, y proyectos que veréis muy muy prontito, de momento no puedo llevar el ritmo de publicaciones que me gustaría. Pero sé que lo entendéis y que seguís en el equipo desde el otro lado, ¿verdad?

Un beso fuerte y mucha energía para afrontar esta semana. Que el inicio de la primavera nos pille sonriendo 🙂

Nos vemos el viernes por aquí.

 

 

 

 

 

 

 

 

3 Comments

  • Qué pasada Isa! Cuando veía tus Stories me entraban unas ganas locas de estar allí. Qué buen rollito despertaba! Poder levantarte tan pronto y empezar a hacer deporte. Te vuelvo a repetir lo del camp contigo! Me encantaría y creo que podemos aprender un montón de ti. Un beso enorme

    • Hola Carolina,

      La verdad que fue corto, peor lo viví muy intensamente y me traje muy buenas experiencias y personas.

      Ahora los próximos meses tengo un par de proyectos en los que tengo que centrarme, y ponerme con las competiciones, pero era algo que ya había batajado desde hace meses , e incluso hace un año hablé con unos amigos que tienen escuela de surf…lo ideal será para la segunda parte del año. Tomo nota princesa.
      Un beso fuerte y gracias por leerme 🙂

      Isa

  • Hola Isabel tengo mucho tratando de contactarte solo quiero saber si no tienes online personal training me encanta todo lo que publicas cuanto ayudas y talbes. Online training no sea lo tuyo pero que padre que si en Estados Unidos no ayi muchos trainers que tenga mucha idea que es lo que requiere un corredor por favor ayuda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *