Tiene un novio eyaculador precoz

El otro día mis amigas y yo estábamos en mi casa, mirando el blog de Platanomelón y hablando de rolletes que hemos tenido, de citas Tinder que preferiríamos olvidar, y de demás asuntos desastrosos del corazón. Salió EL tema: “de vuestra lista de chicos, ¿cuál es el peor tío en la cama con el que os habéis encontrado?”.

 

samburglively
Sofía: El peor para mí fue uno que sudaba como un pollo cada vez que lo hacíamos.
María: Para mí, uno que no paraba de decir palabrotas mientras lo hacíamos, o sea, era como hacerlo con un concursante de Gran Hermano.
Manuela: Para mí, el peor era Miguel, el chico ese tan guapo que estuve viendo unos meses, pero que por algún motivo no había forma de que llegara al orgasmo. Podíamos estar horas. Un ratito vale, pero al final es agotador.
En mi caso, el peor fue un chico que la tenía demasiado grande y, lejos de entender que un gran pene conlleva una gran responsabilidad, se creía que podía hacer de todo como si nada. Y NO. NO PODÍA. Pero da igual, ese es otro tema, y debería contarlo en otra ocasión.

Pero entonces saltó Flor, y nos dejó a todas locas y muy calladas.

Flor: Mi novio, sí, mi novio de hace 4 años, sufre de eyaculación precoz, así que hemos llegado al punto en que ni siquiera lo hacemos, porque le da miedo terminar demasiado rápido.

Le dije que quería hablar con ella, porque quería ayudarla, obviamente. Así que, cuando se fueron las demás, ella se quedó a cenar.

-¿Esto le pasa desde siempre?

-No, empezó hace 6 meses.

-¿Pasó algo importante hace 6 meses?

-Empezamos a hablar de tener un bebé juntos.

Acabáramos.

Seguimos ahondando en el asunto y, ahora que se ha ido, escribo este post.

Empezamos con algo básico: uno de cada tres hombres sufre de eyaculación precoz y, en la grandísima mayoría de los casos, tiene solución. ¡¡¡Bien!!!

Y ahora respondamos a la pregunta que todos nos hacemos. ¿Cómo?

1. Sin presión

Cuanto más presente esté el tema, más difícil le será dejarlo atrás. Así que no te obsesiones con ello, y él tampoco lo hará.

2. El sexo no es solo la eyaculación

La atmósfera y los juegos previos son una parte muy importante del sexo. De hecho, la eyaculación conforma solo unos segundos de toda la experiencia sexual, quitémosle la importancia que le damos por unos momentos y centrémonos en toda la aventura que va antes. Para ello, puedes organizar una velada tranquila, preparar una cena rica o pedir sushi a domicilio (cualquier excusa es buena para comer es sushi), abrir una botella de vino y hablar de lo que queráis con tranquilidad.

screen-shot-2016-09-27-at-10-04-44

Podéis terminar la velada dándoos un masaje con el aceite de una vela de masaje. Sin pensar en nada más que en ese masaje, sin buscar ir más allá.

3. Haz que conozca sus tiempos y dejaos llevar

Tan importante como saber cuánto tarda en terminar durante la relación sexual, es saber cuánto tarda en estar listo para volver a jugar tras eyacular (es decir, el período refractario). También es importante (y divertido) que juguéis juntos con esos tiempos. ¿Cómo? Podéis ayudaros de un huevo Tenga, un masturbador masculino que os permitirá experimentar con diferentes texturas, velocidades y sensaciones.

easy-beat-egg-001-wavy

También es importante que se deje llevar y no intente reprimirse cuando llegue la eyaculación. Deja que él termine y continúa jugando contigo misma, mientras él te besa, te acaricia… y prepara su cuerpo para otra erección.

4. Que sí, que no

Es muy recomendable que probéis (o que él solo pruebe) a jugar y, cuando se note muy cerca de la eyaculación, paréis de jugar de golpe, esperéis un poquito y volváis a empezar. Podéis repetir este proceso unas cuantas veces, y le ayudará muchísimo a controlar su propia eyaculación.

5. El anillo único

Un anillo vibrador puede ayudar mucho a vuestras relaciones sexuales, sobre todo si tiene un apéndice diseñado para la estimulación clitorial. ¿Por qué? Porque al estimular tu clítoris con vibraciones, te ayudará a llegar al orgasmo con más rapidez. Por otra parte, el anillo alrededor de la base de su pene hará una presión que hará su erección más potente… y más duradera. Por solo 12,90€ puedes hacerte con un anillo vibrador como este, de Platanomelón.

love_ring_purple_left

Y por supuesto, si el “problema” persiste, no dudéis en buscar ayuda médica.

Tags from the story
, ,
Written By

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *