Sabe que hay que cuidarse el pecho

Tengo una amiga, que se llama Nerea Ruano y es exatleta y experta en matrial de running, que ha estado en el Campeonato de Europa de atletismo que se celebró en el Estadio Olímpico de Amsterdam. La antesala de los Juegos que esperan este verano en Río.

Un estadio donde, dejando a un lado lo puramente deportivo, le llamó la atención que varias marcas deportivas tenían allí dentro sus oficinas, ¡menudo privilegio para sus trabajadores! Estar enfrascado en tu ordenador, levantar los ojos para mirar por la ventana y ver aquel color rojo del tartán de la pista, ¡eso es pura inspiración!

Y entre estas afortunadas oficinas, estaba la de Brooks, una marca que hay que conocer si eres mujer, ya que tienen una de las mejores líneas de sujetadores deportivos del mercado para la práctica de todos los deportes, y allí tenían perfectamente expuesta, al mismo nivel que las zapatillas, la nueva colección.

Incido en la comparación con las zapatillas ya que solemos darles menos protagonismo cuando es una prenda igual o más importante para nosotras.

Bajo mi experiencia personal, para que un sujetador sea efectivo al hacer deporte, debe reunir tres elementos imprescindibles: el perfecto ajuste de los tirantes, el nivel justo presión en su banda inferior y el tejido transpirable para evitar quedarnos empapadas de sudor y por lo tanto frías a posteriori.

Para cubrir todas nuestras necesidades según el tipo de deporte que vayamos a hacer, los sujetadores Moving Confort de Brooks albergan tres líneas según el nivel de impacto.

Brooks

Los Body Hug para entrenar en el gimnasio, hacer fortalecimiento, yoga, pilates… La línea Perfect Balance para todo tipo de deporte de medio impacto, sin costuras, comodísimos, que se amoldan perfectamente al cuerpo. Y mis favoritos, los que componen la línea Fully Loaded, ideales para salir a correr sin notar que lo llevas puesto, con refuerzos para una sujeción óptima pero sin aquellas indeseables rozaduras que tanto escuecen.

Al igual que estamos concienciadas de hacer deporte con las zapatillas adecuadas, según nuestra pisada y el tipo de actividad que realicemos, ¿por qué no lo hacemos igual con los sujetadores y en muchas ocasiones nos vale “cualquiera”?

Solo tenemos unos ligamentos para sujetar nuestro pecho, ¡cuidémoslos! Aprendamos también en esto de las “profesionales” del deporte: estoy convencida de que la totalidad de la mujeres que compitieron en este campeonato lo hicieron.

 

Written By

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *